Die Prinzessin

—¡No temas, princesa, que ya estoy aquí para salvarte! Por toda respuesta, el héroe se llevó una bofetada.   —¡MACHO! Soy princesa pero no inútil; ¡no necesito que un hombre me rescate! Más tarde, ...

Cabaña Roja

Reflexiones introspectivas del rol. El camino del pacheco, segunda parte   ACABÁBAMOS de llegar a La Cumbre, después de tres horas de curvas para entrar a la Sierra Madre de Oaxaca. El clima nos recibí...

Usted

De su boca se desprenden palabras escritas que me atraviesan, son sonidos que acortan la brecha entre usted y yo, cuentos que se cuentan en monosílabos, ósculos perfectos, arrítmicos golpeteos que encuent...