El poder del efecto Forer

Ciertos rasgos de tu personalidad van determinados según diferentes factores, es por esto que ciertas formas de actuar o pensar suelen ser propias de algún tipo de personalidad. Gracias a estos agrupamientos puedo asegurarte que con unas preguntas puedo adivinar o predecir ciertos rasgos de tu personalidad. Si no me crees, realiza este sencillo experimento.

Te presentaré 3 preguntas, a las cuales deberás responder Sí o No. Al final de las preguntas encontrarás la interpretación según hayas respondido mayoría de preguntas con Sí o con No.

Primera pregunta:

¿Te importa lo que los demás piensen de ti?

Segunda pregunta

¿Te consideras una persona capaz de lograr sus metas?

Tercera pregunta

¿Te es fácil aceptar los cambios?

Mayoría de respuestas: SÍ

Si por lo menos a dos de las anteriores preguntas respondiste que SÍ te muestro tus resultados de personalidad, si tus respuestas fueron NO, ve más abajo:

Tienes necesidad de ser aceptado por los demás y buscas que te admiren, sin embargo, tiendes a ser muy crítico contigo mismo. Aunque tienes algunas debilidades de personalidad, generalmente logras compensarlas. Tienes una capacidad increíble que no has convertido en tu ventaja. Disciplinado y autocontrolado en el exterior, tiendes a preocuparte y ser inseguro en tu interior. A veces tienes grandes dudas sobre si has tomado la decisión correcta o si has hecho lo adecuado. Prefieres cierta cantidad de cambio y variedad y te sientes insatisfecho cuando te acorralan las restricciones y limitaciones. También te enorgulleces de ser un pensador independiente, no aceptas lo que digan los demás sin pruebas satisfactorias. Pero has descubierto que es poco sabio ser muy franco y revelarte a ti mismo ante los otros. A veces eres extrovertido, afable y sociable, mientras que en otras ocasiones eres introvertido y reservado. Algunas de tus expectativa pueden ser más bien irreales.

Mayoría de respuestas: NO

Si por lo menos a dos de las anteriores preguntas respondiste que NO te muestro tus resultados de personalidad:

A veces eres extrovertido, afable y sociable, mientras que en otras ocasiones eres introvertido y reservado. Algunas de tus expectativa pueden ser más bien irreales. Tienes necesidad de ser aceptado por los demás y buscas que te admiren, sin embargo, tiendes a ser muy crítico contigo mismo. Aunque tienes algunas debilidades de personalidad, generalmente logras compensarlas. Tienes una capacidad increíble que no has convertido en tu ventaja. Disciplinado y autocontrolado en el exterior, tiendes a preocuparte y ser inseguro en tu interior. A veces tienes grandes dudas sobre si has tomado la decisión correcta o si has hecho lo adecuado. Prefieres cierta cantidad de cambio y variedad y te sientes insatisfecho cuando te acorralan las restricciones y limitaciones. También te enorgulleces de ser un pensador independiente, no aceptas lo que digan los demás sin pruebas satisfactorias. Pero has descubierto que es poco sabio ser muy franco y revelarte a ti mismo ante los otros. 

¿Qué tan cerca estuve? ¿Crees que la descripción te aplica?

Bien, pues lamento decirte que todo lo que has leído hasta ahora no es más que un choro, todo simplemente lo escribí para tratar de convencerte de que podría conseguir describirte basado en solo 3 preguntas. Realmente solo hice lo que hacen los famosos horóscopos. ¿Realmente la posición de las estrellas en mi momento de nacimiento determinan alguna característica mía? La respuesta corta es: no. 

O eso pensaba, sin embargo, a pesar de pensar eso siempre me llamaba la atención como las descripciones de personalidad de los horóscopos eran muy acertadas, simplemente no lo entendía. Y como suele pasar en estos casos, más adelante encontré mi ansiada respuesta: el efecto Forer.

Este efecto es un fenómeno psicológico en el cual una persona hace válida una afirmación que pueda ser válida para cualquier individuo. Estas afirmaciones serán más aceptadas según su deseo de que éstas sean verdad. Las personas podemos aceptar información cuestionable o hasta falsa acerca de nosotros, si las sentimos suficientemente positivas o halagadoras.

Este efecto fue probado por primera vez por el psicólogo Bertram R. Forer, quien en 1948 realizó un experimento con sus estudiantes. Les realizó una serie de preguntas sobre su personalidad y posteriormente les presentó los resultados personalizados, pidiendo que calificaran en una escala del 0 al 5 la exactitud de los resultados, donde 5 significaba que los resultados eran acertados y 0 equivocados. Las descripciones tuvieron una calificación promedio de 4.26, lo que significa que pensaban que realmente se describían sus personalidades. Lo interesante del asunto es que Forer le había presentado los mismos resultados a todos, no eran para nada descripciones individuales, eran una serie de frases mezcaldas y tomadas de una columna de astrología cualquiera. Mismo texto que presenté arriba en ambos resultados (solo mezclé los párrafos). 

Si caíste en mi pequeño truco no te sientas mal, en realidad todos hemos sido víctimas de este efecto. En primer lugar las afirmaciones suelen ser lo suficientemente ambiguas o generales para que puedan aplicarte (A veces eres extrovertido, afable y sociable, mientras que en otras ocasiones eres introvertido y reservado), también entra aquí en juego otro sesgo del que hemos hablado antes: el sesgo de confirmación. Este ocurre cuando lees algo que confirma tus propias creencias: “claro, yo he estado triste estos días, tiene razón”.

Este truco es en el que se han basado por años los psiquicos, los videntes los astrologos, etc. intencionalmente o no, solo ellos lo saben, pero conseguir ganarse la vida de esta forma, engañando a la gente no me parece algo digno de elogio.

Buscar saber cosas profundas sobre ti en medios, digamos, cuestionables; no es realmente una forma de conseguir información fiable, sucederá algo parecido a cuando tienes un problema y buscas consejo de amigos o amigas, muchas veces no buscas su consejo, sino que te digan lo que quieres oír. Buscas quien te aconseje hacer lo que ya tenías pensado hacer, solo buscas reafirmar tu decisión. En este caso absorberás información aunque sea falsa con tal de que sea algo que te agrade. O quizá los horóscopos, lectores de cartas y demás sean ciertos, no lo sé, estoy seguro y tú también, que eres lo bastante inteligente para decidir en qué creer.

Por cierto, tus números de la suerte esta semana son: 69 y 42.

Sobre El Autor

Abraham Peralta

Psicólogo con especialidad en Plantas vs. Zombies

Artículos Relacionados

Hacer Comentario