La novela que llevó a la fama a Xavier Velasco causó mucha polémica al definir si es pieza maestra, una tomada de pelo o sólo un relato dominguero; pero de que provocó ruido sin pasar inadvertida es un hecho. Aquí se hablará sobre este libro, rescatando tanto los aspectos interesantes como los banales, al final, el lector tendrá la última decisión en torno al texto.

Primero una breve sinopsis: todo inicia cuando la protagonista llamada Violetta, así con doble “t”, roba la fortuna de sus padres para escapar a Nueva York, dinero que a final de cuentas los descoordinados papás robaron de la Cruz Roja mediante tranzas. Logra con eso cruzar la frontera y establecerse en La ciudad que nunca duerme, tener una vida glamorosa y sin preocupaciones y, cuando los billetes se acaban, aprender a ganarlos mediante su seducción, sacándole el dinero a hombres ricos. Sus hazañas saltan de NY a Las Vegas y del sexo a las adicciones por la cocaína. Todo se mantiene así hasta que aparece Nefastófeles, un farsante que termina envolviéndola con técnicas manipuladoras, como las utilizadas por ella. El rol de este personaje consiste en humillarla y de cierto modo convertirse en un factor importante para su regreso a México. Una vez estando ella en su país natal, se encuentra con Pig, un escritor mediocre dedicado a la publicidad, este nuevo personaje se convierte en lo que él hace llamar, “su diablo guardián”, y es quien cuenta toda la crónica. En cierto modo, tal encuentro será benéfico para ambos, pues dos almas rotas se ayudan, si no a sanarse las heridas, al menos a sobárselas.

A continuación una serie de pros y contras:

Pro: Hay una dinámica de narrativa interesante a partir de que se alternan capítulos, uno lo cuenta Violetta y otro el Diablo Guardián, a manera de que orientado cada uno por su sendero van a tener el destino de encontrarse. También se juega un poco entre la narrativa con la entrevista.

Contra: El lenguaje vulgar en exceso. Para algunos lectores es molesto tropezarse con dos o tres groserías por cada párrafo. Se puede considerar que a estas alturas ya se debe haber superado el estigma de “la literatura del güey” puesta de moda en la década de 1960.

Pro: Un némesis contra el  punto anterior es que el vocabulario soez de Xavier Velasco puede equivaler a la violencia exagerada en una película de Tarantino. Muy posiblemente el autor esté queriendo hacer un aumento de los modismos coloquiales.

Contra: Pese a que un factor interesante sea cómo Velasco pasa de escribir interpretando a un hombre y luego a una mujer, varios se quejan de que hable por una chica promiscua, Violetta nos recalca que es puta y re puta, y lo recuerda constantemente por si acaso lo hemos olvidado. Aunque aquí la mala palabra haga referencia a ser una chiquilla tramposa más que a realizar una labor sexual, puede ser molesta tanta reputación reiterativa de nuestra protagonista.

Pro: La misma promiscuidad de Violetta la mete en embrollos y su manera de ser así atrapa como sólo ella lo sabe hacer, justo nos captura cómo envuelve a los tipos ricos. Así que por más quejas habidas hacia al perturbado personaje, termina causando intriga.

Contra: Cae en varios clichés técnicos con un intento por crear una sensación de desterritorialización al lector, a través de la protagonista y su pérdida de identidad, pero los términos anglomexicanos se vuelven repetitivos, provocando bastantes huecos innecesarios en la novela.

Pro: Tanto Violetta como Pig, son personas que desean despojarse de sí mismas e irse lejos de todo lo que las describía, ambos desean reconstruir una vida rota. Siendo personalidades opuestas, a la vez tienen características en común, dando como resultado dos personajes muy redondos.

En la recomendación musical: tenemos la canción ‘The passenger’, un himno al más puro estilo post-punk y garaje rock, interpretada por Iggy Pop, este cantante y actor que se ha vuelto un icono duradero desde los 70 del siglo pasado, brilla entre distintos géneros como el punk, el garaje y hasta el heavy metal. También la misma canción covereada por el grupo Siouxsie and The Banshees, quienes innovaron en el post-punk junto a bandas como The Cure y Sisters of Mercy; sólo que Siouxsie and The Banshees se explayó después en otros géneros, considerándose innovadores también en el alternativo. ‘The passenger’, además de ser una alegoría al viajero, es el soundtrack de esta novela y acompañará a Violetta, así que se podrá también complementar la lectura con  este ritmo oscurón y moto roquero.

Sobre El Autor

León Cuevas

El responsable y dueño de Sinestésica es el dibujante hidalguense León Cuevas. Reside en Ciudad de México y es egresado de la Escuela de Escritores de la SOGEM. Publicó varios cuentos en diarios digitales, así como uno impreso en la antología Encuentro de escritores hidalguenses del Centro de Arte y Filosofía. Publica también en Sayyeah.tv, sobre cine, espectáculos y libros. Tuvo diversas exposiciones individuales y participó en varias colectivas, tanto en Pachuca como en Ciudad de México. Es autor de la obra teatral “Las seis muertes de Ofelia”.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.