Muerte, curiosidad, un cruel asesinato y las anécdotas de un viajero cobraron vida en el teatro Hidalgo en voz de talentosos narradores

PACHUCA, Hgo., 25 de enero de 2016.- En el marco del quinto año del Festival de Narradores Orales, historias de diversos autores se materializaron en el teatro Hidalgo con el cuerpo de los relatores como único instrumento.

“La idea es transmitir algo que le agrade al narrador y que emocione al escucha: el cuento es algo universal, entendible para todo ser humano”, compartió Caroline Mantoy, intérprete francesa invitada a este festival.

Desde cuentos infantiles, como la historia de un pajarillo que busca a su madre, Pinocho y su sacapuntas y los viajes de Juanito Pierdedías en voz de Luis Antonio Chavarría y Vivianne Thirion.

Pero anécdotas más oscuras, como El corazón delator, de Edgar Allan Poe, y una historia sobre la intensa amistad de la muerte con una anciana campesina se plantaron en el escenario con Cinthia Gutiérrez Navarrete y Caroline Mantoy como sus expositoras.

“Voz, creatividad, imaginación, presencia escénica y demás características son las que exige la narración oral, es una manera de hacer teatro, una disciplina exigente”, dijo Cinthia Gutiérrez, participante del festival desde el año pasado, quien también pretende, en un futuro próximo, comenzar interpretaciones de su autoría.

Así, con actividades programadas para el resto de la semana y en municipios de Hidalgo, el Festival de Narradores Orales continuará sus presentaciones hasta el 29 de enero.

Hacer Comentario