Despiértame cuando todo esto acabe, cuando sea más sabio y anciano

 

EXISTEN, en el mundo de la música, casos en los que los mismos artistas son víctimas de la sobreexplotación por parte de sus representantes, exponiéndolos a niveles altos de trabajo, descuidando en ocasiones su salud y desencadenando situaciones, hasta cierto punto, trágicas. En los mejores casos terminan en la sala de un hospital. En otros, quitándose la vida.

Hace unas semanas trascendió una nota que afectó, no sólo a los fanáticos del electronic dance music (EDM), sino a toda la música electrónica en general, pues uno de sus mayores representantes había muerto bajo circunstancias desconocidas.

Tim Bergling, mejor conocido como Avicii, era un DJ sueco que en 2008 alcanzó el éxito y , con el paso del tiempo, se rodearía de otros productores de talla internacional, como David Guetta y Nicky Romero. Pero quizá el tema con el que logró reconocimiento internacional fue ‘Levels’, en el que sampleaba el tema de Etta James, Something’s got a hold on me.

 

La influencia de Avicii sobre la música electrónica de baile se plasmó de diferentes maneras: en primer lugar, Mike Posner menciona al sueco en su primer track  I took a pill in Ibiza. Por otro lado, el productor noruego Kygo admite que Tim influyó en la forma de crear sus temas.

Además, el rapero Flo Rida llegó a usar ‘Levels’ como base para su hit ‘Good feeling’, mientras que Coldplay realizó una colaboración con Avicii en el álbum Ghost Stories para el tema ‘A sky full of stars’, sencillo que tiene una predominancia del EDM a manos del sueco, y que tuvo una recepción muy positiva por parte de la crítica, siendo el primer tema electrónico de Chris Martin y compañía.

En el 2016 Avicii anunció un retiro de carácter temporal, justificando problemas de salud, revelándose después que se encontraba enfermo de la vesícula y del apéndice, producto del abuso del alcohol. Durante lo poco que se dejaba ver anunciaba el lanzamiento de nuevos tracks; jamás se volvió a saber de él, hasta su sorpresiva muerte, el pasado 20 de abril.

Al principio, la información sobre su deceso estuvo llena de hermetismo, especulando un posible homicidio. Pero la incertidumbre terminó cuando la familia de Tim publicó una carta, en la que revelaba que se había suicidado, cortándose con los restos de una botella rota.

 

Nuestro Tim era un artista frágil, explorador, buscando respuesta a preguntas existenciales. Un perfeccionista que trabajó muy duro y viajó a un ritmo que lo llevó al límite. Cuando dejó de hacer giras quería encontrar balance en la vida para ser feliz, y al mismo tiempo hacer lo que más amaba: la música. Realmente luchó con pensamientos sobre el significado de la vida y la felicidad. No pudo más.

 

Lo más impactante vino después: Tim no estaba hecho para la máquina de dinero en la que se encontró, era una persona sensible que amaba a sus fans pero le intimidaba ser el centro de atención.

Avicii había sido víctima de una sobreexplotación laboral durante las giras. Cabe mencionar que, al momento de su retiro había declarado que deseaba dejar las giras “por cuestiones de salud” y por la necesidad de volver a pensar las cosas, en detenerse un momento en el camino y hacer un cambio en su vida.

A lo largo de la historia del periodismo musical se han registrado casos similares al de Tim Bergling, en las que los artistas, compositores y productores fueron víctimas de representantes, que se dedican a saturar sus agendas con eventos sin fin, que los ponen a ensayar sin descanso, como si fuera una escena directamente sacada de alguna película de Damien Chazelle.

Uno de los casos más sonados es el de Michael Jackson y sus hermanos, cuando formaban parte del grupo The Jacksons Five. En entrevistas realizadas posteriormente, el Rey del Pop reveló que sufría abusos de su padre, Joe Jackson, durante los ensayos de la banda. Comentaba que mi padre se sentaba a menudo con un cinturón en la mano, y si no lo hacías de la manera correcta, realmente te azotaba.

Por mucho tiempo se especuló que su cambio de pigmentación de la piel representaba una forma de “renunciar a ser un Jackson”, y no sólo ser uno más, sino ser igual que su padre, lo que lo llevó a largas sesiones en las clínicas dermatológicas.

En 2012, la estrella canadiense Justin Bieber, a su corta edad, sufría los estragos de una agenda llena de giras que provocó un agotamiento físic; aunado a esto tenía que lidiar con los rumores de boda sobre su entonces novia, Selena Gómez.

 

Otro de los casos más reconocidos y sonados en la prensa nacional es el de Luis Miguel. Debido a su naturaleza hermética, se desconocían diversos aspectos de su vida, especialmente su infancia. A raíz de la serie producida por Netflix se dio a conocer que El Sol también era abusado laboralmente por su padre, Luis Gallego Sánchez, alias Luisito Rey.

En la serie, se reveló que el padre había descubierto el talento nato de su hijo, lo que provocó que usara esta fortaleza a su favor, obligándolo a cantar en las fiestas, organizadas, en ocasiones, por grandes figuras de la política mexicana, como el expresidente José López Portillo, o el jefe de policía del entonces Distrito Federal, Arturo Durazo Moreno.

También se mostraron los excesos en que mantenía Luisito Rey a su vástago, como drogarlo a una corta edad, pero lo más sobresaliente es que la familia de Luis Miguel también estaba involucrada en los abusos, llegando a sexualizar su imagen siendo menor de edad; situación que según la serie, terminó en cuanto cumplió los 18 años.

Estas eventualidades desafortunadamente provocan una falta de interés por proseguir con sus carreras artísticas, desencadenando situaciones trágicas. La enseñanza que deja Avicii en estos tiempos es que muchas veces está antepuesto el interés monetario que el artista, llegando a consecuencias funestas.

EN CORTO

La banda norteamericana Pearl Jam lanzó a principios de este año un nuevo tema tras cinco años de inactividad,  y se especuló que por estos meses saldría un nuevo material. Sin embargo, el bajista Jeff Arment declaró en una entrevista radiofónica que, en efecto, los “sobrevivientes del grunge” sacarían su disco número diez, pero tendrían que esperar a terminar su actual gira. En pocas palabras, tendremos que esperar hasta 2019.

 

Hacer Comentario