Ya huele, ya está cerca… En escasos días recibiremos a la primavera y aunque nadie le haya notificado al clima pachuqueño y siga en su mood navideño, en nuestras mentes están presentes el Sol, la playa, la arena, el campo, las flores y las vacaciones de Semana Santa.

Esta Farola desconoce el origen del refrán “ya ando como burro en primavera”, no podemos asegurar que su significado se deba al falo de este animal, constantemente erecto en esta época del año, pero la estación se presta a la fornicación animal a su máximo nivel: tiempo de procrear.

Los reinos animal y vegetal se renuevan en esta época del año y el ser humano no está exento, ahora que las prendas sobran y la piel se muestra más podemos asegurar diversión sexual al por mayor:

Aquí las travesuras imperdibles de la primavera:

 

  • Hacerlo en un campo de flores. Puede sonar a cliché romántico, lo que no saben quiénes no lo han intentado es que es una de las experiencias sexuales más sensitivas, estar expuesto al aire, a la tierra y el Sol hacen que el deseo aumente y experimentes otro tipo de roces aparte de la piel.
  • La técnica del hielo. Otro clásico en época de calor es seducir a tu pareja con un cubo de hielo, deslizarlo por su cuerpo utilizando la boca, ideal para bajar y subir la temperatura al mismo tiempo, ya te la know.
  • Bajo el agua. Se puede estar mojada de dos maneras, lo sabemos, hacerlo bajo el agua en alguna alberca privada o pública, lago o laguna, es una de las experiencias que nadie debería perderse en esta vida. Además es bien fácil, sólo quitas short y bikini y vas…
  • En algún tipo de barco. Llámese canoa, lancha o yate, hacerlo bajo estos movimientos favorece las posturas sexuales, además cuando los abordamos, visitamos lugares fantásticos para gozar.
  • Vestidos sin ropa interior. Ésta bien podría ser una técnica ancestral, no hay hombre (ni mujer) que se resista a cogerte si usas vestidos (no importa el tipo) sin ropa interior debajo, mostrando pezones y entrepierna, digo para que nos ventilemos adecuadamente con aire fresco ante semejantes calorones
  • Festivales de música. Aunque me da un poco de asquito hacerlo en los baños… los festivales de primavera son una muy buena opción para acampar, gustando de nuestras canciones y drogas favoritas. Sexo encantador con amigos o desconocidos.

 

Ya lo saben farolas y farolos, a fornicar como burro en primavera desde este 21 de marzo, dejen que las abejitas polinicen su flor.

Hacer Comentario