Es una compilación de textos urbanos sobre ciudades imaginadas, soñadas, negadas, enmascaradas, redimidas… son 17 relatos de autores de distintas edades y temperamentos literarios. Los une una cosa: el amor de la calle, que es el ejercicio contemporáneo del mester de juglaría

Prólogo de Agustín Cadena

AMOR, tristeza, soledad, compañía, muerte y vida coexisten en las calles que transitas día a día, testigos silentes de los actos cotidianos e irrepetibles que suceden sobre su piel de concreto, tierra, piedra u otro material; pero en 17 historias al fin conocerás las palabras de quienes escucharon sus voces y soñaron algunas otras.

Callejeros es la publicación más reciente de la editorial Elementum  y del escritor hidalguense Agustín Cadena, quienes se aliaron para compilar estos cuentos urbanos que retratan las caras de la ciudad  desde la violencia de sus barrios bravos donde un perro será el motivo de disputa entre dos bandas; el encuentro de uno mismo a través de la búsqueda de un padre con Alzheimer que tiene un toque a Brasil, o el intentar diferenciar a ciertos seres humanos que yacen en las esferas del poder con los cerdos de una granja a la hora de alimentarlos.

– ¿Qué ha salido de tus talleres?-, cuestionó hace un año Mayte Romo, directora de Elementum al escritor Agustín Cadena, quien guía desde hace varios años a las jóvenes plumas del estado y cuyos textos no escapaban de ser ejercicios literarios debido a la dificultad de conseguir recursos para su publicación.

Sin embargo, después de ocho meses, los sueños de aquellos alumnos tomaron forma y se plasmaron en las historias de sirenas que navegan por una ciudad convertida en el mar de la soledad, de los amores no correspondidos; otros de artistas plásticos que toman la pluma para encontrar una voz igual de poderosa y lúgubre que la del trazo, de periodistas que transitan las avenidas en busca de la concepción de una idea, todo se hizo realidad gracias al apoyo de más de 60 fondeadores.

Para Alessandra Grácio, autora de Keep Walking, quien llegó a México desde Brasil hace nueve años, el acercamiento a las letras hispanas representó un reto para plasmar historias para niños y un asombroso descubrimiento personal al entender que el español, como el portugués, es parte inamovible de ella gracias a la orientación de Agustín Cadena.

Callejeros puede ser adquirido en varias librerías del país, si quieres adquirirlo pregunta por él en mostrador, ya que según la dinámica de estas grandes compañías impide que los textos independientes de pequeñas editoriales se exhiban en los aparadores principales.

Este es un canto a la calle, a sus avenidas, su pavimento, sus muros y señales de direcciones; a quienes viven en ella, a quienes sueñan con ellas,  quienes lloran por ellas y quienes perecen sobre ellas; es un libro que guarda múltiples voces motivadas por la pasión por las letras y las historias que emergen de sus plumas.

Hacer Comentario