Entre sus labios

Salí a caminar justo al caer el atardecer...   ...TE QUERÍA encontrar en alguna esquina, alguna terraza, en la banqueta, a media calle, pero no estás, no puedes estar y no puedes no porque no existas s...

Dios de la lluvia

Pese a las advertencias y regaños de su madre, a los hermanitos Domínguez les encantaba jugar en la azotea de la casa. UN DÍA se les ocurrió que podía ser divertido invocar desde allí al dios de la lluvia, así...

El homicidio de Raúl

PRIMERA PARTE   ...la culpa que ella sentía era algo que no podía soportar Un mes antes de ser arrestada, la Policía halló un cráneo humano por el rumbo de Palma Gorda, restos que al parecer fueron devo...

La última noche de Maribel

Aquella mañana Silvia se despertó poco a poco por el sonido de vibración de su celular, sonaba su canción favorita para despertar en las mañanas, por algo la había configurado como alarma de despertador... ......