Martha Ortiz llega a la Bella Airosa, expresó sus logros y experiencias en el sinuoso camino de la gastronomía mexicana

PACHUCA, Hgo., 6 de marzo de 2016.- Con un relato dedicado al picante, la cocinera recibió a estudiantes de gastronomía y amantes de la misma en el marco de la primera edición del Festival del Viento.

“El chile es un ingrediente que sobrevive a la conquista de México, es parte de la cultura nacional”

Egresada del Instituto Tecnológico Autónomo de México, Martha comentó con los asistentes el ferviente deseo que creció en su pecho por dedicarse al rescate de las recetas y técnicas tradicionales de la cocina mexicana:

“Soy mexicana por nacimiento, por convencimiento y porque he nacido, crecido y vivido acariciada por el picante”

Realizó una invitación a visitar su reconocido restaurante Dulce Patria, donde genera temáticas mensuales y prepara menús acordes con el cuento del momento.

No todo lo que pica es chile, pero todo chile pica, y pica distinto […] así nació mi alma cocinera, cuando niña con la prohibición y los mecanismos psicológicos buscaba maneras de aprestarlo, frotarlo, tocarlo, picarlo, quitarle las semillas, extraer las venas que pulsa con victoria, abrirlo, tostarlo, tatemarlo, cocinarlo y, sobre todo, probarlo […] las niñas perdimos la virginidad con Miguelito, un polvo enchilado con nombre de arcángel”, cuenta en su anécdota.

Martha Ortiz no se considera chef, sino cocinera; y cuenta su experiencia en ‘Milpa Alta’, pueblo donde inició sus estudios empíricos en las ciencias sociales, para finalizar con un acervo gastronómico de la región.

“Los platillos tienen personalidad, en ellos están impresos todos los sentimientos y características del cocinero o cocinera”, afirmó.

Por último, aconseja a los asistentes: “cocinen con pasión, hagan de su vida una mejor receta”.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.