Inspirados por el sonido de grandes del rock como Neil Young, Buffalo Springfield y The Flying Burritos, la mezcla perfecta para consagrar su proyecto sostenido en la  base de rock dulce,  citado en innumerables ocasiones en la historia del rock clásico. ¿Qué tiene la música de esta banda? Simple y sencillamente folk, country, rock and roll y southern rock. Uno de los artífices de esta maravillosa agrupación fue Glen Frey, quien junto a JD Souther, este último escritor, productor, músico y ocasionalmente actor, empezó a plasmar en papel algunas canciones para Linda Ronsdant. El contacto profesional se dio con dicha intérprete, cantante de ‘Blue bayou’ y ‘Desperado’, la misma que compuso de Eagles, entre muchas más, con quien tuvieron la oportunidad de tocar en su banda de acompañamiento, en un principio, quizá los dos pilares más importantes de la banda Don Henley y Glen Frey, a quienes más adelante se añadiera Randy Meisner y Bernie Leadon. A escuchar tal acompañamiento y empatía entre todos y cada uno de estos jóvenes, se dieron cuenta que estaban listos para algo más, y aquí, empieza la extraordinaria historia de la banda Eagles.

Pareciera que esta columna sólo se escribe de manera póstuma pero no es así, pareciera que alguien allá arriba los reclama. Esta vez se nos fue Glen Frey, quien nos dejó el 18 de enero de 2016, un año difícil en sus primeros días pues tuvimos que despedir a varias figuras importantes. Glen Frey llegó a Los Ángeles atraído poderosamente por la música de esta ciudad, fungiendo como protagonistas de la escena la música de los Byrds, la pura verdad es que Glen Frey era un fanático de la música de esta agrupación.

Tras grabar el disco homónimo de Linda Rondsdant en 1972 se toma la decisión de llevar a cabo un proyecto independiente. El nombre de la banda sigue aquel gusto-fanatismo por Byrds, diga lo que se diga. Finalmente el nombre que le pusieron a la agrupación, Eagles, hace referencia a las aves, y, como toda águila, hicieron un vuelo majestuoso por los aires sin titubear; de esta manera se le compara la carrera en cuanto a la música se refiere, tomando un descanso, yéndose a las montañas para cambiar de plumaje, en el momento de la madurez y decidir si seguir con vida o sólo esperar la muerte para ser recordado.

Tras la separación en 1980 y 14 años de silencio llegan con sus guitarras acústicas a dar un concierto inolvidable, de esos que afortunadamente se tiene registro en audio y video y que todo mundo lo conocemos como el majestuoso Eagles hell freezes over, segundo disco en vivo que sacaba la agrupación. Pero ¿qué originó que las águilas extendieran sus alas y volaran en lo alto? En aquellos días en los que aún no rompían el cascarón, Glen Frey (el recién fallecido) y Jackson Brown compusieron una canción juntos con una tonada identificable al instante, ‘Take it easy’. Este tema fue incluido en el disco debut de la banda.

El éxito, un arma de doble filo, puede ser algo tan efímero o eterno mientras alguien se encargue de transmitir lo que hicimos en vida. En el caso de la música la responsabilidad de la perpetuidad de este fenómeno es de la prensa especializada. Pues bien, este fenómeno se potenció en 1976. Ya sabían de qué se trataba, ya sabían cómo manejarlo, aunque entre comillas, pues dejaron años atrás grandes discos como Desperado, One 0f these nights y One border, por ejemplo, destinados a ser discos de culto, en nuestro tiempo ya lo son. Pero en el 76′ sale a la luz el álbum Hotel California que lleva a estas águilas a elevar aún más el vuelo, la canción se convirtió en el himno de la banda. Es tan popular que hasta aquellos que no gustan del rock clásico la han escuchado por lo menos una vez, es infaltable.

‘Hotel California’ es como La Piedad de Miguel Ángel o La Gioconda de Da Vinci, la obra maestra de Eagles. No hay duda de la importancia de este disco, especialmente de la canción en cuanto a su calidad. Incluso se puede usar como muestra de cómo fue posible fusionar country, rock, southern rock y folk en una misma pieza musical. Pero como toda gran obra se tiende a encasillar a los artistas en su pieza cumbre. Hay más que ‘Hotel California’, hay más que este álbum, comercialmente representó ventas exorbitantes, reconocimiento mundial. ¿Qué le piden las demás canciones? Absolutamente nada, es una bella y excelsa canción, pero que mejor sirva de carnada para los oyentes, que se den cuenta que antes de este disco hay temas que merecen hojas de escritura para dar a conocer al mundo el legado Eagles.

1980 – 1994, 14 años de silencio como agrupación pero cada uno de sus integrantes con proyectos alternos. Los que alcanzaron mayor éxito fueron los pilares de la banda Glen Frey y Don Henley siendo este último quien gozó de mejor aceptación en el medio musical.

“Y que quede claro que no nos separamos, sólo nos tomamos unas vacaciones de 14 años”, dijo Glen Frey a aquellos que se quedaron con el concierto acústico Hell freezes over.

¿De dónde viene este nombre? En esos casi tres lustros de silencio a los integrantes se les preguntó cuándo se iban a reunir de nueva cuenta. Glen Frey contestó con su muy especial sentido del humor: “cuando el infierno se congele” When the hell freeze over. Y tal pareciera que ese infierno terminó cediendo por no poder soportar más la espera de los Eagles en escena.

Estábamos acostumbrados a leer en los medios especializados en música, sobre todo en el rock, sobre sus excesos, se hablaba de los rockstars como consumidores en potencia de drogas, sexo y rock and roll, ya lo sabemos, lo leímos durante décadas, que algún rockero diga que no consumió al menos un par de veces alguna sustancia que le levantara el ánimo, claro que todos. Pero ahora se habla de ellos como lo que son, leyendas. Una vez perdonados de sus pecados se analiza su música y todo lo que aportaron a ella.

El adiós es inevitable, tras la muerte de Glen Frey se le pone fin a una historia musical. Una banda más se despide, no más discos, no más giras, no más shows, sólo queda un cedé colocado en ese aparato que nos ayuda a revivir los buenos recuerdos al mismo tiempo que vemos a esas águilas trompeteando, dirigiéndose al refugio en la montaña para esperar el final.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.