Salí a caminar justo al caer el atardecer…

 

…TE QUERÍA encontrar en alguna esquina, alguna terraza, en la banqueta, a media calle, pero no estás, no puedes estar y no puedes no porque no existas sino porque tu inspiración ha muerto, y cómo se es poeta sin inspiración, cómo lo encuentras si ha borrado sus letras, mejor dicho, si te ha borrado de sus letras. Escuché tantas veces que la música alimenta el alma, y un día lo encontré…

Me imaginé con él en una cita y la encontré entre sus labios que no me tocan el cuerpo, que no me quitan la vida pero estremecen mi alma y me devuelven sonrisas. Me ha invitado a levantarme del suelo y le entregué una parte de mí, no para que no se vaya sino para que me lleve con él siempre.

Me lleva entre sus manos que escriben canciones y en la oscuridad de los rincones. Cuántos secretos puede esconder entre las cuerdas de su guitarra y cuántos más cuando calla. Sólo puedo decirle que tengo una cita para él…

 

…está entre mis labios.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario