“Lo único que hiciste fue ‘Yesterday’”

John Lennon

Damas, caballeros, personas de cualquier edad, pero melómanas. Ante la ausencia injustificada de Radioland dentro de las columnas pertenecientes a La Recoleta, me permito, a nombre de esta sección, ofrecer una sentida disculpa. Una vez dicho esto, también quiero aprovechar para extender mi reconocimiento a las personas que nunca se perdieron esta sección, y que en este 2019, no importa si son diez, o veinte, o solo una persona, podrán tener más artistas independientes o leyendas consolidadas.

En la historia de la música existen bandas que, más allá de su música en conjunto, trascendieron por el trabajo lírico en lo individual, sin embargo; con The Beatles es innegable la influencia ejercida por Paul McCartney y John Lennon para complementarse al momento de componer sus icónicos temas.

El binomio Lennon/McCartney es uno de los más conocidos en cuanto a composición se refiere, prueba de ello es que ocupan los primeros lugares de los 100 mejores compositores de acuerdo con la revista Rolling Stone, donde también comparte espacio con el dúo Mick Jagger y Keith Richards, Carole King y Gerry Goffin, Elton John y Bernie Taupin, entre otros.

¿Qué sucede cuando un binomio tan reconocido, de pronto se rompe, ya sea por cuestiones creativas, o incluso personales? La misma historia nos remonta al año 1969, cuando las relaciones entre los cuatro fabulosos llegaron a un punto crítico, las discusiones entre Paul y John eran frecuentes, George Harrison era infravalorado y Ringo Starr ignorado. La solución final, la desintegración del cuarteto de Liverpool.

A pesar de que cada uno de los cuatro integrantes decidió perseguir una carrera en solitario, nunca faltó la expresión “tú sin mí no eres nada”. Paul sintió tal resentimiento por la preferencia de John hacia Yoko Ono, y todo esto desembocó en una guerra de declaraciones a través de sus canciones.

El conflicto inició en 1970 tras las grabaciones y el lanzamiento de
Let it be. Los cuatro integrantes comenzaron a desarrollar sus propios proyectos en solitario, siendo Paul el primero en publicar su disco McCartney, un mes antes que saliera a la venta el último álbum de los Beatles. A juicio de los críticos, fue un mal inicio para el interprete, quien recibió malas calificaciones, a comparación de John y George, quienes fueron reconocidos en sus respectivos debut como solistas.

McCartney no se quedaría con los brazos cruzados, y un año después lanzaría su segundo material: Ram, que a pesar de que tampoco tuvo críticas positivas por parte de la prensa musical, el disco adquirió un poco de notoriedad, gracias al primer sencillo Too many people que estaba llena de mensajes sutiles pero certeros contra quien fuera su amigo desde los Quarrymen, (la banda antecesora del Cuarteto de Liverpool)

¿Han escuchado el término diss? Proveniente del inglés disrespect, es un concepto utilizado en el rap y el hip hop para referirse a una confrontación entre dos artistas a través de sus temas.

En un inicio, la letra parecía ser una crítica hacia la sociedad de aquel entonces, aunque se rumoreaba que en realidad era un reclamo por parte de Paul hacia el resto de sus ex compañeros, especialmente de Lennon; quienes referían que el “carácter autoritario de McCartney fue el detonante de la separación de los Beatles”.

Tomaste tu golpe de suerte y lo partiste en dos…

Paul McCartney refiriéndose a John Lennon

Según Paul en una entrevista para Playboy en 1984, el track también criticó la ideología antibélica por parte de John y Yoko Ono, en referencia a la llamada “encamada por la paz”, a quienes les dedicó lo siguiente: “Demasiadas personas predicando prácticas, no dejes que te digan lo que quieres ser”.

La contestación de John no se hizo esperar y en How do you sleep?, Lennon atacó las metáforas de McCartney con lineas directas: “Así que el Sargento Pimienta te tomó por sorpresa…” Y juega con el famoso mito de la supuesta muerte de Paul: “Aquellos locos tenían razón cuando decían que estabas muerto”.

En un aparente arranque de furia, John sigue a lo largo del tema con referencias a momentos icónicos de los Cuatro Fabulosos, pero a manera de burla, tales como “lo único que hiciste fue Yesterday, y desde que te fuiste eres solo otro día”, jugando con uno de los primeros sencillos de McCartney como solista Another day, para rematar con “el sonido que haces es música Muzak para mis oídos, debiste haber aprendido algo en todos esos años”.

Muzak se refiere a un tipo de música ambiental empleada básicamente en comercios y establecimientos públicos. Es común nombrarlo también como “música de elevador”.


“¿Fui muy duro con Paul? Si, estaba resentido y lo pagué con Paul. Él me había metido algunas indirectas en sus canciones. Pero yo no soy sutil” John Lennon en una entrevista en 1980)

En la grabación de este tema también participó George Harrison en la guitarra, quien en su primer álbum, All things must pass, lanzó el sencillo Wah-wah, que era su expresión ante las discusiones entre los Beatles durante las grabaciones de Let it be. El único que estaba en desacuerdo ante tantas burlas hacia Paul era Ringo Starr, pues se cuenta que el ex baterista acudió a las grabaciones de este track, pero al oír con detalle la letra, salió molesto mientras decía “¡ya basta, John!”

La historia dio un giro “inesperado” en el mes de diciembre de 1971, Paul y su banda Wings, sacarían Wild life, un álbum con el que se pretendía dar un rostro nuevo a las canciones de Macca con toques más rústicos e instantáneos. De ahí se desprende Dear friend, un pequeño intento de reconciliación con John.

De acuerdo con el crítico e historiador de The Beatles, Ian McDonald, este tema “es un argumento en contra de la caricaturización de McCartney como un personaje emocionalmente ligero”. Prueba de ello, Paul refirió en varias ocasiones que “es una especie de conversación con John después de que hubiéramos tenido toda clase de disputas sobre la ruptura de los Beatles. Se me hace muy emotivo ahora. Se me pone un nudo en la garganta otra vez”.

Las carreras de Paul y John tuvieron sus reveses y aciertos. En el caso de Sir Paul, el reconocimiento por parte de la crítica no llegaría sino hasta su quinto material, y el tercero en la línea temporal de Wings, Band on the run, mientras que Lennon tuvo dos tropiezos con Some time in New York y Mind games para recomponer el camino con Walls and bridges.

Cabe mencionar que John fue el principal crítico a la música de Paul; pero en una genialidad, Macca sacó en 1976 Silly love songs, perteneciente al álbum Wings at the speed of sound. En general, el tema es una burla hacia la prensa musical, y en especial a Lennon, quienes lo tachaban de hacer “tontas canciones de amor, de peso ligero”. La particularidad de este tema es que se aventura a incursionar en la música disco, con un ritmo que después imitarían los Rolling Stones con su track I miss you, mientras les dice a sus detractores: “creen que la gente está harta de canciones tontas de amor, pero miro alrededor y veo que no es así”

Llega el año de 1980, y para ese entonces, The Beatles ya estaba oficial y legalmente disuelto, Paul McCartney había dejado atrás su etapa con Wings, para concentrarse en hacer música por sí mismo, y acompañado siempre de su esposa, Linda McCartney.En cuanto a John Lennon se había tomado un descanso de cinco años junto con Yoko Ono, y sus hijos, Julian y Sean Lennon.

Paul fue el primero que sacó un nuevo álbum, McCartney II, a pesar de obtener respuesta mixta por parte de la crítica especializada, la sorpresa la dio Lennon al aprobar el álbum, e incluso llegó a declarar que Coming up, el primer sencillo, era su canción favorita. En contraparte, John, en el mes de noviembre, sacaría su segundo álbum icónico, Double fantasy, que sería el último de su carrera.

Lo que sigue es historia: después de grabar Walking on thin ice junto a su esposa, John Lennon fue asesinado el 8 de diciembre de 1980 a manos de Mark David Chapman en el tristemente célebre edificio Dakota, en Nueva York. En ese momento, Paul estaba preparando las grabaciones de su undécimo álbum, Tug of war, y al enterarse sobre la muerte de su mejor amigo, decidió suspender de forma indefinida los trabajos.

Meses después, volvió a encontrarse con quien fuera el productor de la mayoría de los álbumes del Cuarteto de Liverpool, George Martin, y entre ambos, lograron sacar adelante este material que fue destacado, tanto por los expertos como sus fanáticos, logrando los primeros lugares de las listas de éxitos en Reino Unido y Estados Unidos, vendió millones de copias a nivel mundial. Lejos de esto, Paul le hace un homenaje a John Lennon a manera de reconciliación definitiva con Here today, quizá el tema más emotivo de Macca.

Tras la muerte de John Lennon, entre 1981 y 1995, los Beatles restantes realizaron más álbumes de estudio, en los que solían colaborar entre sí. Paul lanzó Pipes of peace en 1983, donde contó con la ayuda de Ringo Starr en la batería. Por su parte, el baterista grabó dos álbumes, Stop and smell the roses en 1981, y Time takes time en 1991, donde interpretó temas escritos por McCartney y George Harrison; este último sacó a la luz Somewhere in England en 1981, quien se encargó de juntar al grupo para interpretar All those years ago, el primero de sus homenajes al Cuarteto y a John Lennon.

Posteriormente en 1987, el llamado Beatle silencioso sacó un nuevo homenaje a la banda, When we was fab de su último álbum Cloud nine, con el que contaría con leyendas como el mismo Ringo Starr, Eric Clapton, Elton John, y Jeff Lynne de la Electric Light Orchestra, con quien formó la superbanda The Travelling Wilburys.

¿Y todo esto qué tiene que ver? Simple. Tras pasar 15 años de la muerte de Lennon, y cinco antes de la de Harrison, ocurrió lo que muchos no se esperaban: en 1996, salieron a la luz diversas rarezas, lados B y outtakes de muchas de las canciones de los Beatles bajo una unión de tres discos, de nombre Anthology. Lo interesante de todo esto es que salieron dos temas inéditos de la autoría de John, pero arreglados por Paul, en un acto de amistad con Yoko Ono, y por consiguiente con él.

Los dos temas, Free as a bird y Real love juntaron a los Four Fab por última vez.

¿Las cosas terminaron con un final feliz? Posiblemente, no. Recientemente salió un artículo, del que se hablaba sobre uno de los temas más reconocidos del repertorio de John Lennon: Jealous guy, del álbum Imagine. En apariencia, según este mismo artículo, es un tema dedicado a Ono, a manera de disculpa por sus celos, pero una declaración hecha por Paul McCartney en 1985 hizo cambiar el sentido de este track, pues en sus palabras se refería que el “chico celoso” era el mismo Macca.

¿Creen que este tema también fue una indirecta hacia Paul? Solo ustedes tienen la última palabra.

En corto.

En el transcurso de este primer trimestre del 2019 ocurrieron muchas cosas en la escena musical. Repasemos algunas de ellas.

  • Resulta que, en plena época digital, las bioseries y biopics están de moda, pues realizarán uno sobre Mötley Crüe, David Bowie, Elton John, y está disponible otro sobre la trayectoria de New Order.
  • Sin embargo, también lanzaron un documental sobre las acusaciones contra Michael Jackson sobre casos de pederastia, titulado Leaving Neverland. Le está saliendo caro al Rey.
  • La muerte nos quitó de sobresalto a grandes leyendas, el primero de ellos fue Peter Tork, bajista de The Monkees, luego fue Mark Hollis, vocalista de Talk Talk; le siguió Andy Anderson, baterista de The Cure; después fue Stephan Ellis, bajista de Survivor, el suicidó de Keith Flint, vocalista de The Prodigy, y finalmente Mike Grose, bajista original de Queen.
  • Fuera de ello, la actividad musical también fluye: Café Tacvba realizó su segundo MTV Unplugged, con la participación de David Byrne, de los Talking Heads, The Cure tiene planeado una serie de conciertos por los 30 años de Disintegration, así como Massive Attack, en celebración de los 20 años de Mezzanine, tocará el álbum completo en varios lugares, incluido el festival Ceremonia en México.
  • Y las sorpresas del año la están dando Weezer con su ya esperado Black Album, mientras que Morrisey sacará un álbum de covers con artistas como Billie Joe Armstrong; Yoko Ono se encargará de reeditar el Wedding Album de John Lennon; Beck, Hello Seahorse!, Tame Impala y Arcade Fire ya están preparando nuevo material; pero los más sobresaliente del momento, The Black Keys reaparecen después de cinco años de ausencia, y los Caifanes ya sacaron nuevo sencillo. Y las sorpresas siguen…

Hacer Comentario