El hombre usa el bronce como un espejo.
El hombre usa su historia como un espejo.
El hombre usa al hombre como un espejo.

Cuarenta fotografías en varios formatos, impresas en papel y plata gelatina, conforman la exposición del fotógrafo oaxaqueño Juan Carlos Reyes García, inaugurada el pasado 20 de junio en la Sala Nacho López, del Sistema Nacional de Fototecas, en Pachuca.

Hay que tener sensibilidad especial para encontrar entre la vorágine de la vida cotidiana las imponentes imágenes que nos muestra el creador; tal parece que deja que las circunstancias le hablen, que el contraste de luz lo lleva a generar un nuevo discurso que no por el matiz oscuro las transforma en lúgubres sitios desolados, por el contrario, aunque a primera vista sus postales pueden resultar dolorosas — la realidad duele—, logra llenar de armonía y refulgencia los fragmentos de tiempo que retrata.

Hay belleza en las cosas simples, en las acciones de todos los días, en el trabajo que hacemos para subsistir. Hay belleza en una milpa, en el campo, en el cansancio de unas manos ajadas por la chamba. Hay belleza en la felicidad de los niños, en sus sueños y en sus pequeñas palmas dibujadas en una pared, en los juegos infantiles que los mantienen a salvo de la miseria, en sus ojos infinitos que guardan la pobreza que trata de exterminarlos y la fuerza vital que los mantiene en pie, su sonrisa los hace libres.

Hay belleza en un par de gafas oscuras que ante la lente develan otra realidad distinta a la protesta que se observa en segundo plano, la vida es así: miles de acciones llevándose a cabo al mismo tiempo. En el instante exacto los humanos transcurren y, a veces, si se tiene suerte, las miradas se encuentran, el fotógrafo captura la acción …la vuelve eterna.

La memoria arropa algunos sucesos del tiempo que se va y todo traga y todo destruye; por medio de la fotografía se captura un momento que desaparece ante el ojo del buscador de belleza. La mirada experimentada de Juan Carlos Reyes García encuentra en la vida celular fugaces escenas que para el peatón ensimismado pasan desapercibidas.

Sobre El Autor

Tania Martínez Suárez
pros_critos@hotmail.com

soy un atado de ideas zurda y necia comunicóloga proscrita madre indeVida

Artículos Relacionados

Hacer Comentario