Ya es noche, México,

ombligo de Luna negra.

Cayó el ocaso sobre mi pueblo de luz

¡¿Dónde estás?!

Ojos abiertos revisan tu presente de sombras

para encontrarte

Y te llamo.

Es noche.

Mi voz apenas se oye

entre el ruido del silencio

de una verdad histórica…

¿Cómo debería celebrarte nación ausente?

Nadie te vio,

todos enmudecen.

Pero resisto.

No quiero buscarte entre las cenizas del basurero,

en la orilla del canal,

bajo la arena del desierto.

No quiero ponerte velas y cruces,

reconocerte en un rostro frío,

desconocido.

Ya es noche, México

seguro te escondes debajo de un risco,

herido,

temeroso de los ríos de agua roja.

Esperas calma,

el rescate heroico de tu piel morena.

Pero es noche,

Ya es noche,

Es noche, México

Vuelve.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.