Desde tiempos oscuros, el sexo ha sido un tabú en todos los sentidos, y las mujeres, como en muchos otros temas, somos más vulnerables a él.

Mientras nuestros amigos hombres, enaltecidos por su masculinidad y virilidad social, han dado rinda suelta a sus deseos, nosotras tuvimos que sobrevivir a muchas revoluciones para llegar a la actualidad: donde supuestamente somos más “desenvueltas”, dijera mi abuela.

Muchas son las cuestiones biológicas, mentales y sociales para que una mujer verdaderamente logre la libertad soñada, esa que nunca es dada voluntariamente por el opresor y que debe ser demandada por el oprimido, dijera Martin Luther King, pero considero que en cuanto a sexualidad se trata, nada mejor que alcanzar un orgasmo, símbolo de la liberación reprimida, esa pasión que no necesita del amor deprimente y menos del casamiento para disfrutar.

La Farola presenta aquí los 10 mandamientos del orgasmo:

 

  1. El primer orgasmo de tu vida siempre será contigo misma. Necesitas conocer tu cuerpo a la perfección, saber qué te gusta y qué no, ¿cómo lo sabrás si no te manoseas? No dejes que un hombre te enseñe el camino, tú crea uno.
  2. Deja libre a quien no hace que te corras. No significa que en el primer encuentro sexual ya te lleve a la cima, algunas relaciones requieren mayor comunicación y experiencia, pero si después de un tiempo sigue pensando solo en su placer, a la chingada.
  3. Obligatorio orgasmearte con un vibrador. Muchos juguetes sexuales se han convertido en el mejor de los amantes, las sensaciones que provocan son potenciales y, aparte, no hablan.
  4. No te acomplejarás. Muchas mujeres no alcanzan el orgasmo por determinados complejos mentales: estrés, trabajo, enfermedad, incomodidad y un largo etcétera, pero si te liberas de todo esto podrás conocer las mieles de tu clítoris con mayor velocidad.
  5. Lo exigirás oral. ¿Tu hombre tiene miedo de manchar su espada con un poco de sangre? ¡Que sea valiente! No hay orgasmo más fuerte que el iniciado por la lengua…
  6. Probarás todas las posturas. E intentarás alcanzar un orgasmo en cada una, no te limites, experimenta, muévete, aprieta, huele, prueba… si combinas tus cinco sentidos, el orgasmo será mucho mayor.
  7. Si eres de las que eyaculan, aprovecharás. Pocas mujeres pueden eyacular (confirman estudios científicos), pero si tú eres de las afortunadas, no esperes más y descubre qué tanta fuerza tiene tu punto G.
  8. Cuidarás a tu orgasmo hasta la vejez. Es más hasta la muerte, venirse no es cuestión solo de jóvenes, sentir y vivir al máximo debería ser un propósito de vida. Imagina el sexo con el amor de tu vida hasta viejitos.
  9. No ensuciarás el orgasmo con el concepto del amor. Tira a la basura ese mito de que las mujeres que se vienen, se enamoran. Nosotras también podemos sentir placer y nada más.
  10. Desearás el orgasmo de tu prójimo. Ya que dominas el arte, ¿quién eres tú para negarle el orgasmo a otros?

 

¡Viva la libertad sexual femenina! Recuerden no llamar putas a otras, nada más porque gozamos de acostarnos con muchos. ¡Hasta la siguiente farolas!

Hacer Comentario