La lista de nominados incluye al mexicano Alejandro González Iñárritu; George Miller podría quitarle el sueño del bicampeonato

PACHUCA, Hgo., 14 de enero de 2016.- Cuando creíamos que Mad Max se había colado a los Globos de Oro de pura suerte, la cinta dirigida por George Miller nos sorprendió este jueves con 10 nominaciones a los premios de la Academia.

La Furia en el camino le pisa los talones a la cinta dirigida por el mexicano Alejandro González Iñárritu (con 12 nominaciones) y podría convertirse en la sombra que impida al Negro saborear las mieles del bicampeonato.

Es cierto que El renacido es una película descrita por la crítica como una verdadera bestia, por lo compleja que fue a la hora de filmarla, la impresión en las actuaciones de Tom Hardy y Leonardo Di Caprio, a quién la Academia podría premiar por primera vez; y por la técnica en cuanto a fotografía con luz natural.

Pero Mad Max puede fácilmente arrebatarle la gloria, ya triunfó en los premios de la Crítica en San Diego y poco a poco se cuela entre las preferencias de los críticos; si tomamos en cuenta que a la Academia no le gustan demasiado las cintas de acción y sumamos que figuró en los Blockbusters del verano y desbancó incluso a su original de 1979, tal vez pueda llevarse sólo las categorías técnicas. Lo dicho, no especulemos demasiado.

Lo que sí se puede especular es quién se llevará el Oscar como mejor actor, Di Caprio cuenta con un Globo de Oro de respaldo y si gana el Screen Actor Guild Award, subirá otro escalón más al premio que se le ha negado en más de dos ocasiones, esperemos que, como dijeran por ahí, no la vaya a cruzazulear.

Otro seguro a ganar es Emmanuel el Chivo Lubezky en fotografía y es que ninguno de los que comparten categoría con el mexicano pudo lograr hacer algo tan complejo y por demás brillante en medio de las inclemencias y sin luz artificial.

Pero hay que mantener la vista fija en casos como El puente de los espías, que aparece en varias de las categorías. Vale la pena señalarla por su director Steven Spielberg y, en su cabeza de reparto, a Tom Hanks, en una historia basada en la detención y juicio del espía ruso Rudolf Abel, cuya defensa se encargó al abogado James B Donovan. Refiere el Incidente del U-2, ocurrido en 1960, cuando un avión norteamericano cayó derribado en la Unión Soviética en plena Guerra Fría; ¿por qué no apareció en los Globos de Oro?

Los ausentes

Otros que no aparecieron y no precisamente en los Globos fueron Will Smith que debió compartir terna con Di Caprio por La verdad oculta, ni hablar de que en esta edición no fue nominado ningún actor de color, lo que le valió a los del Academy Award un hashtag en Twitter #OscarsSoWhite. ¿Será porque Chris Rock conducirá el evento?

Al igual que Smith, Johnny Deep, quien fue aclamado en Cannes por su papel de Whitey Bulger en Pacto criminal no aparece; tampoco está Emily Blunt quien debió competir con Cate Blanchet en la categoría de mejor actriz por su papel en Sicario La banda sonora de El renacido, que ganó el domingo el Globo de Oro, no figura esta vez en los nominados.

Así las cartas de los miembros de la Academia que para variar buscarán el rating que se les cayó en la edición pasada, es aquí cuando me pregunto ¿invitarán a Sean Penn de nuevo? El 28 de febrero lo sabremos, mientras tanto ¡armen su quiniela!

Hacer Comentario