El espectáculo inició con la danza de los Concheros, donde a través de trajes con plumaje, rodilleras, muñequeras y penachos, el Ballet recreó parte de nuestra cultura prehispánica

PACHUCA, Hgo., 9 diciembre de 2015.- El auditorio Gota de Plata de Pachuca estaba listo para recibir el reencuentro de exintegrantes del Ballet Folklórico del Estado de Hidalgo. Apenas abrió el telón y los poco más de 50 exbailarines desfilaron en escena.

El espectáculo inició con la danza de los Concheros, donde a través de trajes con plumaje, rodilleras, muñequeras y penachos, el Ballet recreó parte de nuestra cultura prehispánica.

Tras el comienzo las y los bailarines hicieron un recorrido por el país a través de su danza; llevaron al público a Chiapas, Oaxaca, Veracruz, Yucatán, Nayarit, Hidalgo, Tabasco, Sinaloa, Guerrero, Nuevo León y Jalisco.

El zapateado resonaba en la tarima y para los sones jarochos las bailarinas portaban un hermoso vestido blanco, un rebozo rojo y en su cabello un moño del mismo tono; en algunas piezas se apoyaban de otros objetos como los abanicos negros y las veladoras en la cabeza para bailar ‘La bruja’, o el rebozo en el suelo con el que formaron un moño sólo a partir de los pies en ‘La Bamba’.

La música viva tampoco se hizo esperar, y con un falsete excepcional, Santamaria Vergara deleitó el oído de las y los asistentes, y con paliacate, a manera de torero recibió el ¡Ole, Ole! de los presentes.

Los exintegrantes del Ballet, de entre los 26 y los 58 años de edad, hoy reunidos por el 40 aniversario de la institución continuaron su viaje dancístico por el país hasta llegar al estado de Nayait, donde con ‘El jarabe nayarita’ aparecieron afilados machetes que los bailarines cruzaban entre sus piernas y detrás de su cabeza, aún más peligroso, con los ojos tapados por el paliacate.

Y como no podía faltar, antes de finalizar la primera parte del show, el Ballet Folklórico viajó a casa, juntos llegaron a Hidalgo y bailaron ‘El caimán’, donde uno de los bailarines de rodillas disfrutaba del huapango. Ya para ‘El hidalguense’, ‘El querreque’ y ‘El caballito”, el público se entregó, disfrutó de los artistas en el baile local.

Para la segunda parte, el Ballet representativo del estado que pisó escenarios de Estados Unidos, Canadá, Suramérica y Europa, continuó con ritmos tropicales como el de Tabasco o la banda de viento de Sinaloa donde lucieron nuevamente vistosos colores al grito de ‘Sacúdete’.

Para el bloque final apareció el baile típico de Guerrero con ‘Las amarillas’, y de Nuevo León lució ‘Evangelina’, al ritmo del acordeón con vestidos en color rosa y naranja.

Como precedente de la parte final con un recorrido por el estado de Jalisco, apareció de nueva cuenta la cantante Santamaria Vergara para interpretar cantos representativos del mariachi, mientras, los bailarines con traje de charro y las mujeres con vestidos de ranchera tapatía bailaban ‘La culebra’, ‘Tlanchete’, ‘El son de la negra’ y ‘El jarabe tapatío’.

Para cerrar con broche de oro, y ante los gritos y el bullicio de las y los asistentes, muchos de ellos familiares de los exintegrantes hoy reunidos, de entre las butacas apareció Álvaro Serrano, director del Ballet, y a beneplácito del público y los bailarines, subió al escenario a recibir el aplauso eufórico.

Y con cansancio, sudor y alegría terminó el espectáculo de reencuentro de las y los exintegrantes de Ballet Folklórico de Hidalgo, hoy dedicados al hogar, la medicina, la abogacía y la educación entre otros.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.