Innumerables son los estudios y artículos que dan mil razones -pretextos- para no tener sexo en tu primera cita, por lo que La Farola Virgen, contreras como solo ella sabe, te demuestra algunos de los privilegios de no hacerle caso a semejante regla social.

  1. Cero sorpresas. Quieres un novio ¿no? Tarde o temprano terminarán en la cama y qué mejor que probarlo el primer día, así sabrás qué tanto cumplirá tus expectativas. Imagina que no lo haces, te enamoras y descubres que sólo dura cinco minutos, ni modo, deberás aceptarlo como es. En cambio si te lo saboreas antes sabrás de qué madera es el palo.

Sé sincera, el sexo es uno de los elementos más importantes en una relación, si no te excita desde ya, mejor que sean solo amigos.

  1. Malditas ganas. Si aceptaste salir con tu cita es porque te gusta, te atrae físicamente y ese día se vistió de una manera que te altera las hormonas. Ni modo, date.
  2. Llamar o no llamar al día siguiente. Ya tuvieron sexo, si fue recordable te asegura una llamada, en mi experiencia un hombre -que vale la pena- se interesará en aquella chica se desenvuelve bien, sin complejos. Se llama seguridad.

De lo contrario, si el sexo fue un asco no habrá ninguna necesidad de verse o llamarse después, cero dolor.

  1. Experiencia. O fantasía, hacerlo con un casi desconocido es maravilloso porque no habrá moralidad que empañe el sexo. Si no lo conoces, si no te conoce, el contacto será más salvaje, sin sentimientos, puro y real. Ya tendrán días, meses o años para saber si te penetró un católico o un nazi.
  2. Por salud. Para desestresarte, hacer ejercicio, liberar felicidad orgásmica o por ansiedad. Tal vez ya llevas meses sin acción, te mereces acariciar una piel, es justo y las oportunidades no se desaprovechan.
  3. Contra el machismo. Durante años los hombres -no todos- han llevado a citas a mujeres para ver si aflojan, es su turno de soltar prenda, dejar de hablar y ser valedores de acción. Psicología inversa, muestra desinterés y estarán más clavados -no aplica para todos-.
  4. En pro de la vida. Una nunca sabe cuándo morirá, así que al chile, la moralidad fue creada para marcar límites entre los seres humanos, pero tu clítoris solo tiene la función de darte placer, ¿quién eres tú mujer mortal para no hacerle caso?

Hacer Comentario