Sabías que eres una mujer hermosa
Sabías que tienes una mirada dulce pero que me hiela
Sabías que tienes una sonrisa hermosa, honesta, grande y silenciosa.
Sabías que tu carácter era único en el mundo.

Lo que no sabías es que me iba a enamorar.
Yo no sabía cuánto me ibas a encantar
Nadie sabía que en un vaivén desesperado te trataría de conquistar.

Y ahora sabes que he caído
Sabes que eres excepcional
Sabes que no voy a dejarte marchar.

Pero no sabes que como fantasma te rondo
No sabes que como aire, te busco
No sabes que esta si la perdí, para que, ganaras tú…

Y es que aún no sabes cuánto puedo amarte…

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.