Niña
Ilumina mi camino con tus destellos,
enciende en mi corazón la alegría,
Gesté una pequeña niña dentro de mío
y trajo consigo una explosión de llanto y regocijo.

Niña de agua,
Estas hecha de canciones de cuna,
de historias  materializadas a fuerza de repetirse cada noche,
de dibujos plasmados en la pared,
de secretos del universo enunciados por tus pequeños labios
y que terminan siempre con un ¡te amo mamá!
irradias luminosidad aún en la más oscura noche,
tu risa es una melodía que conmueve y despierta el alma de cualquiera,
hablas, cuentas historias y compones canciones,
escucharte es mi remanso.

Niña de viento
Que con tus manos me abrazas y estrujas mis males,
que con el viento juegas,
con él  danzas,
el cielo se abre cuando tus ojos despiertan,
entre vendavales asomas la carita traviesa,
vuelas sin alas en el columpio infinito de las horas,
flotas mi niña en el aire,
haces piruetas circenses mientras juegas con las estrellas,
rompes el silencio con el estruendo propio de tu vida.

Niña de tierra,
firme y serena, reposas en los brazos de tus ancestros,
la revolución te trajo hasta aquí y sonriente luchas,
pisas fuerte, como quien sabe que tiene tiempo,
surcas el pavimento y los arroyos vehiculares,
la ciudad en tu cuna, tu campo de juego.

Niña de fuego,
una legión de superhéroes te habita,
un día eres Flash Gordon, Batman, Superman, Wonder Woman o la Capitana Marvel,
lanzas llamas y feroces alaridos,
mientras te camuflas entre dinosaurios imaginarios
y corres esquivando peatones,
fuego hay en tu mirada, una llama que no se apaga.

Sobre El Autor

Tania Martínez Suárez
pros_critos@hotmail.com

.mujer.esposa.madre.hija.hermana.amiga. Interesada en seguir aprendiendo, amando y creando; me conmueve y compete todo lo que conlleva el acontecer humano, me encuentro en constante proceso de cambio y creo firmemente que las cosas pueden cambiar con ayuda de todos

Artículos Relacionados

Hacer Comentario