Como un gesto promotor de sus observaciones a la OSUAEH, David dirigió la noche del viernes a intérpretes de la música sinfónica con trayectorias más extensas que la suya

PACHUCA, Hgo., 18 de marzo de 2016.- La Orquesta Sinfónica de la Universidad Autónoma de Hidalgo arrancó el viernes su concierto de temporada bajo batuta inédita: David Severino Ángeles, un músico de 23 años, dirigió el ensamble para las primeras dos piezas del programa.

Aunque sin titularidad ni mención como director huésped, quien trazó parte de su formación en la Academia de Florencia no sólo marcó una efeméride para la historia de la Sinfónica universitaria, además colocó el precedente para que los 80 músicos que la conforman acojan al semillero de trayectorias emergentes.

Ahí radica la propuesta de David, quien, interesado en la orquesta garza tocó la puerta del Patronato UAEH para sugerir que el ensamble representativo sea más cercano con el público y con la comunidad universitaria, en especial con estudiantes, para que tengan la oportunidad de foguearse, de comprender con la práctica qué implica dirigir o ser parte de la agrupación frente al público, sacar un concierto fuera de simulacros.

Como un gesto promotor de sus observaciones a la OSUAEH, David dirigió la noche del viernes a intérpretes de la música sinfónica con trayectorias más extensas que la suya; entre sus guiados, dos directores artísticos.

“Hubo mucho revuelo, la primera interacción en los ensayos fue difícil, los nervios me dominaron al estar frente a 80 cabezas con una forma de trabajar muy marcada, con cierto estatus…”

Tras el accidentado encuentro entre el joven y los músicos con experiencia, la intención inicial que anunciaría a Severino Ángeles como el director huésped más joven de la Orquesta UAEH mermó.

“Desde el aspecto personal me encuentro con que en la escuela no te enseñan lo suficiente para lidiar técnicas, al escenario, a los músicos profesionales y sus exigencias. La Orquesta está acostumbrada a trabajar con personas con amplia trayectoria…”

Y aunque después del proceso de entendimiento las partes determinaron que David no sería el huésped de la noche, su nombre sonó en el aula magna del Centro de Extensión Universitaria y sus ideas se filtraron en la institución.

Por un acercamiento más contundente

En las proposiciones de Severino Ángeles al Patronato de la Autónoma de Hidalgo no hubo ningún punto que tratara la dirección artística de la OSUAEH; David compartió con La Recoleta algunos aspectos del proyecto de un observador interesado en el crecimiento del ensamble:

.- Fundamental el acercamiento de la Orquesta con el público y con la comunidad universitaria

“Las orquestas tienen que dejar de ser lejanas y encapsuladas. En el corto plazo, la OSUAEH podría abrir sus ensayos al público. El director encabezaría sesiones de interacción a través de preguntas y respuestas, establecer un puente no sólo de comprensión sino de proyección. Las personas, cuando se identifican con el arte, se quedan”

.- Interacción especializada con estudiantes

La Sinfónica universitaria tiene un acercamiento natural con la matrícula de aspirantes a licenciados en música del Instituto de Artes; sin embargo, es necesario que el ensamble acceda a que los estudiantes se encuentren con el escenario real que enfrentarán en su vida profesional, de esta manera contarán con mayores armas al egresar del programa académico.

“Sería bueno que la Orquesta seleccione piezas de estudiantes para su lectura, que sean retroalimentados, que sepan qué implica entregar una pieza, interpretar pasajes, dirigir la orquesta. […] Mi interés va con ofrecer las oportunidades que no tuve, interacción directa con instrumentistas y directores artísticos, saber qué es, qué se necesita”

.- Impulsar el arte a través de certámenes

“La Orquesta Sinfónica de la Universidad aumentaría su prestigio a través de concursos de composición y contacto con compositores de trayectoria a nivel local y nacional; esto impulsaría a la agrupación como promotora de nuevas piezas para la música contemporánea”

.- Romper esquemas

“La música contemporánea rompe esquemas, es interesante cómo algunas agrupaciones miran hacia la música nueva, compositores vivos empáticos en el contexto actual del público, que renuevan a las orquestas, que incluso les hacen salir de la etiqueta en escena con otro atuendo, con elementos audiovisuales, en situaciones poco vistas…”

 Los proyectos del artista

David Severino Ángeles buscará su título profesional en la Escuela de Música del Estado de Hidalgo, este año trabaja en un proyecto de música nueva a partir del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes y otro de composición con la Escuela Nacional de Música.

Aunque en estos momentos su tirada está abierta a todos los sentidos del ámbito profesional, es claro en su convicción de ser un gestor cultural y activista social desde sus áreas de oportunidad, convencido de que el arte y la cultura salvan vidas y reintegran el tejido social.

“No podemos ser artistas ajenos a la realidad, inactivos. Una vez que uno abre los ojos es imposible cerrarlos”

Hacer Comentario