Tras unas largas merecidas vacaciones y una incapacidad salmonélica, la Farola Virgen reaparece cargada de energía sexual, en nombre de aquellas almas que en lugar de proponerse encontrar el amor este año, planean aventuras casuales.

Esta Farola defiende y honra las relaciones de una noche, porque entre más personas conozcas, más sabrás lo que quieres. Involucrarte con muchas parejas sexuales significa que encontrarás otras maneras, posturas, sabores, tamaños y métodos para llegar al orgasmo.

Experimentarás las bondades del sexo sin amor, te divertirás con las mínimas responsabilidades (como preocuparte por usar condón), tendrás tiempo para ti y una sonrisa permanente de tanto gemir.

Sin embargo, para sostener relaciones casuales, la Farola recomienda no cagarla y mantenerse sereno:

 

  1. Máximo cinco veces. El sexo ocasional debe repetirse lo menos posible, de lo contrario se crean vínculos emocionales; cinco encuentros con la misma persona es un buen número para que la diversión no se vuelva complicada.
  2. Pocas palabras. Fastidioso e innecesario hablar tanto. Una buena cogida no requiere más que miradas sensuales y caricias atrevidas, nadie necesita que le digas el nombre de tu mamá o tu color favorito. De weba.
  3. Cero redes sociales. Con que se tengan en WhatsApp es suficiente. Stalkear a tu amigo con derecho también crea vínculos afectivos o su manera de ser puede llegar a decepcionarte.
  4. Más que solo cama. Se vale beber juntos, ver películas o pasear por la ciudad, siempre y cuando tengas claro que no se trata de citas ni de conocerse mejor. El único objetivo es complementar lo que sucede en la cama.
  5. Efecto Venus de Milo. Convertir una relación casual en enamoramiento es equiparable a ponerle brazos a esta escultura griega. No está mal enamorarse, pero si la otra persona no está en esa sintonía saldrás lastimado.
  6. Nada de ternura. Ni esperes ni abraces ni te quedes a dormir tras el encuentro… Se busca una pareja casual para pasar el rato, fornicar y después de dormir en la cama solo y plácidamente. Si quieres alguien que te mime, busca un novio.
  7. Honestidad. Toda relación, aunque sea sin compromisos, necesita hablar con la verdad. Si te has aburrido, debes decirlo, si te has enamorado también; busquen acuerdos para que pase lo que pase, ninguno se haga falsas ilusiones y para saber cuándo ha terminado. Recuerden que el silencio también comunica.

No todos están en condiciones para sostener una relación casual, otros parecen nacidos para ello. Sea cual sea el caso, no olvides respetar la vida sexual de las personas. Como en la vida, cada uno tiene gustos distintos y formas de disfrutar. ¡Hasta la siguiente semana farolos!

Hacer Comentario