PACHUCA, HGO., abril 12 de 2017.- Si eres de los guerreros que esta semana de vacaciones se lanzará al pueblo mágico de Pahuatlán en la Sierra Norte de Puebla ya sea por sexto año consecutivo o por primera vez, hay ciertas cosas que además de sexo, drogas y huapango, no puedes dejar de hacer en el festival.

El también conocido por la juventud alocada y tulancinguense como #Pahuafest, es la celebración de Semana Santa en el pueblo enclavado en la Sierra Norte de Puebla y muy cercano al estado de Hidalgo.

Durante una semana, paralelo a la celebración religiosa, el ‘Lugar de los frutos’ realiza el Festival Cultural de la Sierra el cual recibe turistas nacionales e internacionales.

Sin embargo, además del sexo, las drogas, el huapango y encontrarte a medio Tulancingo, la fiesta de la Sierra ofrece ciertas actividades que en La Recoleta ennumeramos por si te animas a vivir el #Pahuafest.

1.-Comer molotes y quesadillas. Si hay algo mágico en cualquier lugar al que vas, es la comida y este pueblo está lleno de molotes y quesadillas de a cuatro piezas por 10 pesos.

2.-Fotografiar las danzas. Ya sea con tu celular, una cámara profesional o le confies la encomienda al viejo confiable ojo humano, no te puedes perder la danza de los voladores, de los Quetzales y de los Huahuas entre otras maravillas prehispánicas en el Encuentro de Danzas Autóctonas.

3.-Asistir a talleres. El festival también realiza talleres para chicos y grandes, ya sea que quieras hacer titeres de calcetín, papalotes, bordado, papel amate o decoración de máscaras, siempre puedes aprender algo nuevo.

4.-Teatro y exposiciones. Durante la fiesta del pueblo, el centro alberga la exposición fotográfica Pahuatlán en el tiempo y este año también habrá obras de teatro de pantomima.

5.-Ir al río y las cuevas. Sí, hay un río, está como a 30 minutos caminando y para el calor de la región resulta bastante refrescante darse un chapuzón. Para las cuevas pregunta a los pobladores, en una de esas hasta te acompañan.

6.-Llenar de energía globos de cantoya. Cosas mágicas de la vida y ver volar un globo de cantoya ¿te lo imaginas gigante?, además dicen los que saben que estos globos se levantan con la energía de quienes los visitan.

7.-Bailar huapango toda la noche. ¡Mentimos! Sí te vamos a recomendar el sexo, drogas y huapango, bueno, sólo el último. El jueves la huapangueada se pone a lo grande, comienza a eso de las nueve de la noche y termina por ahí de las siete de la mañana. Bien puedes acompañar la velada con un buen acachul o unos pulques, qué te harán sacar tus mejores pasos.

Se cual sea el punto que decidas practicar no olvides esta Semana Santa salir y conocer los pueblos mágicos de nuestro país, por cierto, en Hidalgo hay cinco, pero esa es otra historia.

Sobre El Autor

David Padilla Corona

Aprendiz de alquimista, o sea de reportero. Vagabundo de la vida y redactor en construcción. Amo el periodismo y la radio ninguno más que el otro.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario