La cinta nominada a los más importantes premios de cine tiene una pequeña esperanza para colarse en la próxima entrega de los Oscar

PACHUCA, Hgo., 4 de febrero de 2016.- Hablemos de Spotlight, cinta dirigida por Thomas McCarthy y protagonizada por Michael Keaton, Mark Ruffalo y Rachel McAdams, sorprendió a propios y extraños cuando la crítica cinematográfica estadounidense la premió como mejor película en la pasada entrega de los Critic’s Choice Awards.

Desde entonces los ojos de la prensa hollywoodense están a la expectativa de la siguiente entrega de premios de la Academia, pues, si bien El Renacido es la cinta más nominada, Spotlight enciende las alarmas de aquellas quinielas que apuestan como ganadora a la película de Iñarritu.

El drama centra la historia de un grupo de periodistas que desentrañan los casos de pederastia en Boston, todos ellos encubiertos por la iglesia católica; hace un viaje durante la investigación que realiza el grupo de redacción del Boston Globe, averiguación que les valiera el premio Pulitzer en 2003.

La película recibió elogios desde su aparición en festivales como Cannes y Toronto, incluso es considerada el nuevo referente del cine con temática periodística.

El trabajo actoral y de dirección complementan la historia que sigue al pie de la letra la historia de los periodistas, tanto que Ruffalo y McAdams obtuvieron nominaciones en los Globos de Oro, los Screen Actor Guild Award y por supuesto los Oscar.

Mark Ruffalo carece de suficientes puntos a su favor para ganar la estatuilla dorada, ya que comparte categoría con el recién premiado Sylvester Stallone, con Tom Hardy por El Renacido y Christian Bale por La Gran Apuesta.

McAdams tiene más posibilidades de arrebatarle el premio a Alicia Vikander nominada por su papel en La Chica Danesa o Kate Winslet por Steve Jobs, favorita de la Academia.

La critica también considera a Spotlight como la cinta con potencial para sorprender en la 88 entrega de los premios de la Academia al destronar a la favorita El Renacido y pasar sobre los créditos de Mad Max: furia en el camino, algo con precedentes y, si no, pregúntenle a Boyhood.

La película es muy recomendable: no se vuelve tediosa y conduce al espectador a la reflexión. Si eres periodista, seguro el drama te mantendrá al filo del asiento.

Sobre El Autor

Sandra Franco

Escritora amateur, cinéfila, bookworm andante, comunicóloga llena de idiosincrasias, megalómana con restricciones, fangirl y otras aversiones.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario