Esperanza

Nadie lo podía creer, hasta el viento tan característico de la ciudad se tornó ardiente y lejos de ofrecer ese suave rumor airoso parece incendiar todo lo que toca   NADIE quería salir a la calle, las ...