La historia de amor es una mera excusa para que los seres humanos reconozcamos la diversidad de sentimientos que podemos experimentar y como afrontamos la circunstancias que se nos presentan

José Manuel Razo Luna

Conozco a José Manuel desde hace más de 14 años, aunque en realidad nos conocemos desde hace tiempo atrás ya que ambos crecimos en la misma ciudad, en Tizayuca, para luego mudarnos a la ciudad de Pachuca, de hecho estudiamos juntos Ciencias de la Comunicación, en el mismos salón y todo. Nos volvimos amigos de Uni, ya que tomábamos la misma ruta del transporte universitario.

Yo no habría pensado, quizá ni él mismo lo hizo; en el alcance y gran potencial para el teatro que tenía, siempre hablaba de teatro y de musicales, de cine y sus sueños de viajar Londres y al paso del tiempo todo eso ha logrado. Es necio, de que algo se le mete en la cabeza no para hasta conseguirlo, es un enamorado de las historias, historias cursis y misiones imposibles que siempre tienen el desenlace que debe ser, así como la vida, no busca finales felices, busca que los finales sean congruentes a las historias que cuenta y en ese dirigir y actuar las puestas en escena va construyendo su destino.

En la universidad siempre dirigía los cortometrajes o las obras de teatro, siempre anteponía el rigor de los ensayos y la comprensión de los guiones a la interpretación, siempre fue un entusiasta del trabajo bien hecho. La primera obra grande que presentó fue “Los monólogos de la vagina” versión libre, y nos dio la satisfacción de ver en un pletórico teatro San Francisco a compañeras de escuela, incluyéndome,  interpretar a diferentes mujeres que la autora Eve Ensler entrevistó y fueron la base para crear una obra de teatro poderosa que ha dado la vuelta al mundo otorgando voz a cientos.

Las puestas en escena de José Manuel no son solo espectaculares a nivel histriónico, hacen que los personajes conecten con el público, lo reta, lo contrapone a sus propios dogmas, y buscan más allá de la primera lectura dejar en el espectador un mensaje social y cultural, su trabajo no es un producto digerido que se entrega en bandeja de plata, es un mensaje que se queda en la mente y hace una pequeña transformación en quien lo recibe.

“Te veré el año que viene”  es su más reciente propuesta teatral, tendrá una temporada comprendida del 29 de octubre al 17 de diciembre del presente año, todos los lunes se presenta en LA TEATRERÍA, Teatro & Estudio ubicada en la Colonia Roma, Calle Tabasco  No. 152, en la Ciudad de México. Los boletos se pueden adquirir mediante la página de internet www.lateatreria.com

Esta comedia romántica es una adaptación del texto original del escritor estadounidense Bernard Slade que en los años setentas viera la luz en un película llamada “Same Time Next Year”.

La historia que se cuenta es la dos personas que por vicisitudes del destino se encuentran en el mismo lugar, en el mismo momento surgiendo entre  George, interpretado por Oz de la Ro, y Doris, Jimena Merodio, una afinidad tal que terminan por establecer una relación permanente a lo largo de sus vidas, recreando cada año durante un par de días ese primer encuentro, observando en el otro la transfiguración de la época y su propia transformación, antes de regresar a casa con sus respectivas parejas.

Mucha mierda hermano. Te quiero y admiro.

Hacer Comentario