¿Qué es el insomnio? Un desorden químico del sueño es la respuesta más elemental, ¿y qué más? Se provoca por varios motivos: estrés, preocupación, pendientes, depresiones, pensamientos que dan vueltas sin fin en nuestra cabeza. ¿Y qué más? En casos crónicos, el insomnio encuentra solución de manera clínica. ¿Y qué más?… ¿Nunca nos hemos puesto a pensar que el insomnio puede ser un modo de vida o, quizá, “una severa forma de superioridad espiritual”?

Esta última frase, textualmente está escrita en el libro de cuentos El clan de los insomnes, que trata del insomnio como una manera distinta de vivir. Existen seres no hechos para la rutina diurna que terminaron por adaptarse a las mayorías sociales para ganarse la vida. Con un estilo que nos puede remitir a Borges, de prosa con tintes ensayísticos o de falso ensayo, la autora Vivian Abenshushan, nos cuenta sobre los apuntes de un personaje: el doctor Viktor Zorasky. Este hombre a una edad muy joven se preocupa por hacer profundas investigaciones sobre el insomnio y la negación a no conciliar el descanso, pues él mismo padecía de tal problema. A lo largo de su trabajo descubre que no es una enfermedad, sino una virtud. Las teorías de este personaje fueron mal vistas por varios científicos, señaladas como oscurantistas, incoherentes o hasta peligrosas. Pero todo loco o genio tendrá siempre sus seguidores. Poco a poco, en auditorios nocturnos, llegaban personas para platicar sus historias y para ser tratados por el doctor Zorasky; es así como se formó el clan de los insomnes, individuos cuya naturaleza pertenece a otro mundo fuera del habitual diurno, con historias que cuentan hechos más allá de lo convincente, sucesos memorables.

El primer relato del libro habla sobre el afamado doctor y es narrado por Gregorio Bérgamo, quien cuenta su inicio como psicoanalista, el abandono de esta profesión por sus problemas para dormir y cómo llega con Zorasky para tratarse. Tras un inesperado suceso y sin saber por qué, queda como sucesor de su puesto, algo que él no comprende. A partir de ahí, se desprenden varios cuentos que son los testimonios de los pacientes. Algunas de las historias más trascendentales son: Kuboa, una ciudadela de artes, aislada del mundo, a donde llegaban artistas desesperados y se les enseñaba, por medio de un entrenamiento de insomnio, la superación espiritual. La esposa despierta, que narra un crimen público que se efectúa debido a los problemas conyugales provocados por la hora del sueño y los problemas al dormir en pareja. La cama de Lukin, un oasis para los divorciados o abandonados, que era un lugar en el que se reunían a dormir varios hombres que se contaban sus historias sobre desamor, pero tras la tragedia su misión era partir a buscar un nuevo camino o a tratar de reconciliarse con sus parejas.

La virtud primordial en este libro, más allá de las peculiares historias que tienen mensajes ocultos entre líneas, es que cada narrador tiene su propia voz. Muchas veces, alguien que formula un cuentario, cae en el defecto común de narrar todos los relatos con la misma voz y los diferentes personajes adquieren una misma caracterización, y llegan a ser casi todos iguales. Esto no ocurre aquí, los testimonios del clan insomne no parecen ser todos contados por Gregorio Bérgamo, el doctor Zorasky o Vivian Abenshushan, sino que cada relato tiene su peculiar tono; crean una atmósfera individual, pese que todos tienen como común denominador el don que los ha traído hasta el consultorio o hasta el libro.

            Vivian Abenshushan es narradora y ensayista, estudió Letras Hispánicas en la UNAM y ha sido becaria del FONCA dos veces, en la categoría de ensayo y en la de cuento, justamente con este de El clan de los insomnes, mismo que ganó el Premio Nacional de Literatura Gilberto Owen. Participó para revistas como Letras Libres y Tierra Adentro; tiene publicaciones como el libro Escritos para desocupados, así como el libro de ensayo, Una habitación desordenada. Pertenece al programa de Escritura Creativa de la Universidad del Claustro de Sor Juana. Al leer este cuentario se entenderá por qué varios de los relatos tienen esa característica de ensayo, precisamente la autora primero se formó en esa área para después explayar su creatividad, dándole así toques similares a las letras Borgeanas o Carpentierescas.

En la recomendación musical, tenemos al grupo de rock indie folk, Band of horses, venidos de Seattle. Por lo general, el concepto de rock indie es, como lo dice su nombre, independiente, subterráneo; es un género que pretende siempre mantenerse fuera de lo comercial. Se dice que un buen grupo indie, cuando llega a ser muy popular, debe desintegrarse. Proyectos como My Morning Jacket, Vampire Weekend, Andrew Bird o Angus and Julia Stone, comenzaron en la categoría indie. Este género se caracteriza por una sencillez en los acordes del bajo y la guitarra, acompañados de una voz suave, pero que se realza con cierta potencia. El indie también suele experimentar con sonidos de sintetizadores o instrumentos exóticos en algunos casos. En el video presentado, Is there a Ghost, el concepto habla solo y cuenta la historia de una chica que no puede dormir e intenta robarle el sueño a otros para lograrlo, hasta que comprende que posiblemente ese no sea el mejor camino para el reposo.

Hacer Comentario