Cuidadosamente uno tras otro colocan los cráneos,
Historias no dichas
Hechos que no concuerdan con ninguna realidad
Y los muertos aumentan en número
Se transfiguran en el tiempo como una melancólica canción que desaparece
El gobierno espera con ansia el silencio
La abnegación ya abatimiento
O que el pueblo se canse hasta de llorar

Son 43 de Ayotzi,
43 futuros que fueron cortados de tajo
43 familias que han pregonado su dolor
que han dejado huella de su andar errante en busca de fantasmas,
de risas que se detuvieron en el espacio,
43 estudiantes que desaparecieron, los desaparecieron
los arrancaron de la vida
los arrancaron de la muerte
una ráfaga de impunidad les corto las ilusiones dejando en prenda la desaparición forzada

Tres años ha persistido su búsqueda
Un antimonumento se levanta en la capital de un país de desaparecidos
Otra marcha los nombra
Otra representación pasa lista con 43 nombres
Los papalotes de Toledo aún llevan su rostro surcando el cielo
Y Macotela vuelve a dibujar sus sonrisas en el pavimento
Las escuelas colocan 43 pupitres vacíos que los aguardan
Muchos podemos nombrarnos el número 44

Un tzompantli es la política nacional
Incapaz de emitir explicaciones
De sostener con argumentos todas las “verdades históricas” que han inventado
No hay valor genuino en sus postulados
Porque tratan solo de cubrirse la espalda,
De fingir y callar ante la imposiblididad de entregar cuentas claras

Son los 43 de Ayotzinapa, y los miles en todo el país
Que no aparecen
Que no los busca la policía
Que no los reconoce el clero
Peor si son mujeres, porque ellas se lo buscaron
Miles, miles de muertos

¿Cuántos sacrificios más hay que ofrendarte gobierno?
¿Cuántas voces más deberás callar?
¿Cuántas vidas más va a cobrar tu negligencia?

Resuena en tu cabeza querido presidente
El lamento de las víctimas, el enojo de los padres y la sociedad entera,
Hay ecos que se reverberan en tu oído, que te dicen ¡acecino!
No hay dinero que compre la dignididad que has perdido
No hay mafia que te salvaguarde para siempre
¿Qué de dice la mente cuando estás en silencio?

Nos toca escribir, y dejar testimonio
Hasta que se haga justicia,
Hasta que los criminales nos miren a los ojos y digan que fue lo que pasó
Hasta que las madres puedan conciliar el sueño sabiendo que sus hijos vuelven
Hasta que las mujeres vivan libres
Hasta que se haga justicia

Hacer Comentario