Precisamente hoy se celebra al santo patrono de los que derraman baba el uno por el otro, San Valentín, cuyo único pecado fue casar a unos cuantos mensos y desde entonces lo asocian con el amor, los imposibles. Así las personas se gastan una buena lana para complacer al otro con cosas banales.

¡Qué hueva! Si supieran que los católicos pusieron ese día para tapar una fiesta pagana de la fertilidad, anduviéramos bailando desnudos alrededor de una fogata en vez de dedicar todas las canciones de La Rondalla de Saltillo.

 

Pero bueno el punto es que a muchos de los amargados y claros opositores del Día de los enamorados, nos falta la sonrisa porque nos la quitaron o la retuvieron en ese fatídico lugar. La maldita friendzone. Así que tome nota de los siguientes 331 pasos… Bueno son 10, para salir de la friendzone y quizá la próxima que nos leamos, esté usted menos amargado y de la mano de su mejor amig@, ahora su love.

  1. Elimine de su playlist canciones como Algo contigo de Vicentico, Agua de Jarabe de Palo, si anda muy 2000 borre Yo quisiera de Reik, y si usted vive en la Provi, la 11 de julio, Ixmiquilpan o Ecatepec elimine ‘Quiero ser tu amigo nada más’ de Los Ángeles Azules. Recuerde que todos se trata de actitud y la música es lo primero, es más, en su lugar agregue Eye of the tiger de Suvivor o We are the champions de Queen.

2. Confunda a la persona de sus sueños, hágale saber es que es feliz como su amigo, que ya no le interesa nada más que la amistad, la persona en cuestión enseguida se sacará de onda y comenzará a pensar que en realidad si le ama. Mantenga la calma.

3. Consiga una nueva conquitsta, de preferencia una amistad del maldito o la maldita que lo dejó en este valle de lágrimas que entre todos hemos biennombrado la Nación friendzone. Pídale que salgan los cuatro, si es que esa persona tiene pareja, sino ustedes dos y su ‘mejor amig@’. Piense para sus adentros –¿Qué se siente ehhhhh?-.

4.-Busque la manera de expresarle que siempre le amó pero ya no. En este punto puede aplicar el típico:

“Me cambiaré de ciudad y antes de irme quiero que sepas que alguna vez estuve enamorado de ti”.

Recuerde usar siempre los verbos en pasado y actúe como una roca. Su mejor amigo o amiga se confundirá más y pensará que también se enamoró de usted.

5.-Hable con la pareja de su mejor amigo, enfréntelo y hágale saber que usted llegó primero. Aplique el derecho de antigüedad y si está muy enamorado de quien lo mando a la frienzone, un buen duelo a muerte por su amor siempre da un toque especial a las historias. Su mejor amig@ pensará que está usted dispuesto a luchar por él.

6.-Desaparezca, este es uno de los pasos más importantes y cruciales en el decálogo, así que aplíquelo al pie de la letra, sin decir nada salga de la vida de su amigo o amiga, él se preocupará por usted y lo buscará en automático. No dé señales de vida.

7.-Reaparezca, regrese al lado de su amor platónico y actúe con normalidad, finja que nada pasó y esconda su enamoramiento, demuestre que su amistad es más bien una hermandad y no le ama. Nada más le cae bien.

8.- Vuelva a desaparecer. Con este punto termina la primera parte del manual-decálogo: salga de la vida de su amig@ de nuevo y no se aparezca en unos meses. No se preocupe, después de la segunda huida ella o él le buscará para hablar con usted.

 

9.-Dígale que si no es como ‘algo más’ no quiere nada. Será doloroso y una mentira, pero dígalo, la persona lo valorará y decidirá la opción de algo más. No se preocupe si a la primera vez le dice que como amigo, éstas cosas llevan tiempo.

10.-Ya que luego de la confusión su mejor amigo, ahora novio, decidió estar con usted, no sea estúpido y trabaje para que esa persona note que fue una buena decisión. Ámele como se merece y nunca se irá.

Nota: Si después de los pasos no accede a estar con usted, busque medicina alternativa para este mal de la friendzone, algunas veces el formol resulta un gran amigo, y sí no córtele un pedazo de cabello y llévelo al Mercado de Sonora, ahí le dirán qué hacer.

Epílogo | A fuerza ni los zapatos entran, trabaje para que no sea forzado y saldrá de ahí, 
sino, tampoco se apure. Hay muchos peces en el mar.
Este decálogo es dedicado a todos mis amigos que viven en la Nación frienzone, 
por Marco, Jorge, Alexis y Pepe. Por mi mejor amiga Alejandra, el amor de mi vida.

Sobre El Autor

David Padilla Corona

Aprendiz de alquimista, o sea de reportero. Vagabundo de la vida y redactor en construcción. Amo el periodismo y la radio ninguno más que el otro.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario