¿Cuál es el plan de la nueva administración para el sector de las artes y la cultura en el estado? Desde que el gobernador Omar Fayad anunció el divorcio del binomio Turismo-Cultura, la comunidad de creadores, promotores, gestores, educadores y representantes de colectivos dentro y fuera de la esfera institucional se tornaron al clima de incertidumbre por la indefinición del jefe del Ejecutivo sobre el camino que tomará la política cultural durante los próximos seis años.

A casi dos meses de la rendición de protesta, no sabemos si la recién separada Cultura tendrá un mejor destino sin su esposo Turismo, si, como él, se convertirá en la nueva secretaría de estado que emule las medidas a nivel federal o si permanecerá en los márgenes de un consejo estatal. La única certeza en el asunto es que, cualquiera que sea el escenario, el sector tendrá que enfrentar las caricias de un presupuesto deprimido frente a la demanda creciente en zona de pantanos.

El fin de semana, el gobierno que “crece contigo” abrió un foro digital para que la ciudadanía suba sus propuestas sobre la proyección de Hidalgo en el Plan Estatal de Desarrollo y, de manera particular, llamó a artesanos, empresas, artistas, organizaciones y sociedad civil a ser parte de la #NuevaEraDePolíticasPúblicas sobre patrimonio cultural, acceso a la cultura y la cultura como desarrollo sostenible de las comunidades.

 

 

Sobre esta convocatoria, el escritor EJ Valdés opinó en un primer vistazo que el nuevo gobierno “no tiene ninguna propuesta en materia cultural y por eso quiere que ‘lo hagamos todos’. Plantear un escenario en donde la cultura quede en manos de los creadores y estudiosos de ella se escucha bonito pero no creo que se pueda aterrizar”.

 

“¿A quiénes van a consultar y bajo qué criterio? ¿De verdad los funcionarios están al tanto de las diferentes propuestas? ¿Qué plan de trabajo puede construir una comunidad artística y cultural cuyos personajes no se conocen y jalan cada cual para su lado?”

Para Alejandro Aldana, de la asociación civil Niebla y Tiempo, la consulta es positiva cuando apela a un esquema que busca lo participativo y lo inclusivo; dijo que la dinámica reunirá recursos creativos y culturales, sin embargo duda sobre el cause y la congruencia del gobierno en el futuro.

 

“Uno de los temas centrales es, por supuesto, la participación, inclusión y puesta en marcha de diagnósticos que permitan entender mejor las realidades. Creo que en la economía del conocimiento, la creatividad y las ideas son activos clave, esta consulta reunirá recursos creativos y culturales, ¿qué pasará después con ello?”

LA CARTITA A SANTA 

 

El poeta Jorge Contreras, quien levantó la mano para abonar a la lista de propuestas del capítulo Cultura en el Plan Estatal de Desarrollo, compartió con La Recoleta algunas de las iniciativas que en su momento presentó a las autoridades locales sin que tuvieran el eco debido:

 

  • Que exista asesoría legal para la aplicación de la ley del libro y del fomento de la lectura
  • Que los estímulos a creadores y gestores culturales se otorguen sin necesidad de concursar, es decir, que se apoye por el trabajo y por el aporte social y cultural
  • Que el Festival Internacional de Poesía Ignacio Rodríguez Galván (Tizayuca) sea elevado a evento oficial por la tradición de la lengua y la aportación que hace la poesía al idioma
  • Que el gobierno genere un sistema estatal de creadores, como pasa a nivel nacional
  • Que las organizaciones sin fines de lucro dedicadas a la cultura reciban apoyo para infraestructura

 

¿SECRETARÍA DE CULTURA?

 

El dibujante y escritor hidalguense León Cuevas cree que una secretaría formalizaría la importancia de la cultura y la fomentaría entre las próximas generaciones como un legado.

 

“En el sexenio pasado ni se la tomaron en serio, hubo un grado muy alto de ignorancia hacia la cultura.”

Jorge Contreras también apoya la idea, sobre todo para fortalecer esta figura en los municipios.

 

“Implicaría que el gobierno solicite a los ayuntamientos crear consejos municipales de arte y cultura, que sus encargados sean profesionales y que los mismos consejos o direcciones de cultura sean al mismo tiempo agencias de la secretaría de cultura y del consejo a su vez”

Por su parte, EJ Valdés advirtió que aunque “los esfuerzos culturales del estado sí deberían estar reunidos bajo un mismo techo, en la práctica, una secretaría se traduciría en más burocracia.

 

“…sería conveniente si de verdad encaminara la cultura, pero creo que el cambio sería sólo de forma y no de fondo”

Una nueva dependencia para gestionar la cultura en Hidalgo es importante desde una visión administrativa, a decir de Alejandro Aldana, aunque más allá del organigrama, “una secretaría tendría sentido si va a crecer en alcance el tema cultural”.

 

Y para ti… ¿cuál es el plan?

Hacer Comentario