Enfundado en  ese hermoso color rojo caliente entre mis manos estás, amorosamente te he preparado, con la dulzura exacta, con el aroma preciso que en la distancia me causa suspiros.

Puedo reconocer tu olor en cualquier parte, basta percibirte para que se me haga agua la boca, para que recuerde todos nuestros momentos juntos y quiera volver a posar mis labios sobre ti.

Solo tú sabes despertarme, echas a andar mi mente, me reconfortas y no hay mejor que tú para las noches de frío, lluvia o nostalgia.

Eres perfecto, no importa si son las siete am o las tres, cuatro o cinco de la madrugada o de la tarde, eres justo lo que necesito

Me gustas tanto que hasta te comparto con mis amigas, es un placer tomarte poco a poco, en pequeños besosorbos. Aunque me da un poco de pena, también te he compartido con mis amantes de ocasión, no pensé ser lo suficientemente desinhibida para ello pero ha sido de las mejores experiencias de mi vida.

Todas la mañanas quiero una buena taza de café apenas abro los ojos.

Café te amo…

Sobre El Autor

Tania Martínez Suárez
pros_critos@hotmail.com

soy un atado de ideas zurda y necia comunicóloga proscrita madre indeVida

Artículos Relacionados

Hacer Comentario