Amigas y amigos de La Recoleta, es un honor darles la más cordial de las bienvenidas a este nuevo espacio, en el que la música es la principal materia prima y el motivo por el cual los lunes serán más apacibles. Aquí haremos todo tipo de análisis, conoceremos nuevas propuestas y realizaremos recorridos a través de este vasto mundo de la música, para actualizar nuestras playlist o simplemente conocer más expresiones y acrecentar nuestros acervos auditivos…

Esto es Radioland

 

EN ESTA emisión, los covers, pero no cualquiera. Es bien sabido que en la época actual la industria musical se está llenando de refritos y reciclados, que más que alegrarnos nos ponemos a pensar: otra vez pan con lo mismo. Hay ocasiones en que los temas tienen tan buenos arreglos que valen la pena oírlos, aunque se trate de los temas que cantamos hasta en la regadera. Postmodern Jukebox es uno de ellos.

Conocido ampliamente por sus videos vintage en YouTube, el ensamble Postmodern Jukebox se formó en 2011, por Scott Bradlee, un pianista estadounidense que desde temprana edad desarrolló una especial admiración por el jazz y el swing. El grupo hace covers de temas mundialmente conocidos, aunque con la particularidad de que son hechos al estilo de la década de 1920 hasta antes de la irrupción del rock and roll en la escena musical.

 

 

Scott era un chico que desde la universidad desarrolló la forma de convertir temas conocidos e icónicos de la cultura popular de los Estados Unidos al estilo vintage, y prueba de ello es que en 2009 lanzó por su cuenta el track, al estilo ragtime –algo así como música hecha para piano, sincopada y propia de las películas mudas- Hello My Ragtime 80′s.

¿Se imaginan un tema como Every Breathe You Take o Billie Jean con puro piano y al estilo del siglo XIX?

 

 

No conforme con ello, en 2012, un año después de crear el Jukebox, lanzó otro disco al estilo Motown, con influencias de los Jackson 5 y Marvin Gaye; esta vez con temas de la banda de rock alternativo canadiense Nickelback, al cual llamó A Motown Tribute to Nickelback, y con el cual ganó popularidad y se consolidó como músico.

Los inicios del Jukebox fueron modestos, pues Scott, junto con sus amigos de la facultad, se dedicaba a hacer videos en su sótano en Queens donde interpretaban temas con un marcado estilo del jazz, rythm and blues, góspel, ragtime y el doo wop.

La fama llegó en 2012, cuando subieron su primer video a la plataforma de YouTube, con su interpretación del tema de Macklemore y Ryan Lewis: Thrift Shop, al autodenominado estilo grandpa style, contando con el acompañamiento de un joven talento: Robyn Adele Anderson, quien usó a Postmodern Jukebox como un espacio a para darse a conocer.

A propósito, este video alcanzó el millón de visitas en la primera semana.

 

 

Hoy en día, su canal de YouTube cuenta con más de 3 millones de suscriptores, quienes pueden ver cerca de 294 videos de covers de bandas como Metallica, Aerosmith, The White Stripes o System of a Down, pasando por Weezer, Radiohead, Wham!, Elvis Presley y Blink-182; e interpretando temas actuales de artistas como Maroon 5, Twenty One Pilots, Beyoncé, Ed Sheeran y Dua Lipa, y de representantes de la música electrónica como Marshmello, David Guetta, Clean Bandit y The Chainsmokers.

 

 

Este proyecto ha forjado a una nueva generación de cantantes, y prueba de ello es  Robyn Adele, quien en su canal tiene más de 287 suscripciones y 45 videos, pero con la particularidad de que, además canta los géneros de country, bluegrass, ritmos caribeños… hasta mariachi y en español.

 

 

¿Cuál es la particularidad de Postmodern Jukebox en una industria musical llena de covers, refritos y reciclados? La respuesta: los arreglos de Bradlee, sus conocimientos de composición musical propios de los inicios del siglo XX y la originalidad con las que los interpretan. Es un proyecto con propuestas frescas e innovadoras que llevan ya 16 producciones discográficas y un EP. Porque las letras ya las sabemos, la cuestión es darle la vuela y preguntarnos, ¿qué pasaría si Heroes de David Bowie hubiera sido un tema de jazz de los años 20?

 

 

Vale la pena escuchar esta propuesta por la originalidad de sus arreglos y  la elección atinada de las voces que interpretan los temas, transportándonos a épocas que quizás jamás viviremos, pero que se han plasmado en las películas con todo y sus modas.

Postmodern Jukebox se ha encargado de mostrar músicos virtuosos tocando desde ragtime hasta jazz, y que algunos de ellos han participado en musicales de Broadway, así como voces que ya pueden valerse por sí mismos.

 

En pocas palabras: hacen música de gramófono en la época del Smartphone

Sobre El Autor

Felipe Lindermann Pérez

Periodista frustrado con ínfulas de productor de radio. Mientras llega la oportunidad dedico mi tiempo libre como reportero. Soy de los puristas que cree que la música es la expresión más sublime del alma. Eso no incluye el reguetón. Entren los que quieran.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario